Mi momento marujil

 

cuore

 

Es un momento que todos, en mayor o menor medida tenemos. Yo tengo el mío cuando voy a la pelu, y es que cuando llego me pongo a leer revistas que posiblemente no compraría por propia iniciativa pero que devoro allí. Mi peluquera adora la revista Cuore, y la compra cada semana, así que yo llego deseosa de leerla. La verdad es que no sé muy bien porqué me pasa eso, porque perfectamente podría comprarla yo y leerla tranquilamente en mi casa, pero sólo me apetece leerla cuando estoy allí. No sé si será por los efluvios de la laca, pero es así.

El caso es que lo que sí me he animado a comprar (y eso no lo compra nunca mi peluquera) es el Cuore Stilo, que editan dos veces al año, coincidiendo con las nuevas temporadas. Y no me avergüenza reconocer que me ha gustado bastante. Supongo que para una persona que pueda permitirse diseños de Chloè y zapatos de Prada, esta revista será una soberana tontería pero a mí me ha gustado por dos cosas: por los looks que sugiere (son todos muy ponibles) y porque intenta buscar prendas similares a precios económicos, sin ser clones, pero con resultados parecidos a los que lucen las estrellas. Además, en el de esta temporada, hay un reportaje sobre shopping en Londres, Nueva York y París, y supongo que las tiendas que recomienda serán tan económicas como las prendas de su revista.

Así que si la economía no os permite lucir los looks del Vogue, os animo a hojear el Cuore Stilo. Seguro que encontráis tantas ideas como yo y el bolsillo saldrá beneficiado.

Etiquetas de Technorati: ,,,

4 respuestas a Mi momento marujil

  1. Yo no la compro pero reconozco que me encanta leerla

  2. La Ratita Presumida dice:

    Pues anímate a comprar la de estilo. A mí me ha sorprendido, porque sugiere looks bastante interesantes y muy ponibles (juro que no me llevo comisión, je)

  3. Cool Hunter dice:

    A mí también me encanta, saca muchas cosas de Blanco (por poner un ejemplo) que no salen en ninguna otra revista.

  4. La Ratita Presumida dice:

    Cool Hunter: Yo sobre todo agradezco que por fin sean prendas que puedo comprar, de tiendas a las que suelo ir, porque en otras revistas, sólo soñar con esa ropa ya cuesta dinero. Además, su “malicia” con algunas famosillas, se agradece, jeje.

A %d blogueros les gusta esto: