Looking for the look: Tom y Kate pasean como gemelos

Martes, 5 febrero 2008

 

Tengo una semana horrible. Y es que, si la mitad de mi familia cumple años en diciembre, la otra mitad lo cumplimos en febrero. Ayer tuve cumpleaños familiar y el sábado será el mío, con lo que me queda poco tiempo para el blog, para la NY Fashion Week (¿podéis creer que apenas he visto dos desfiles?) ni para leer blogs ajenos. Una pena.

Aún así, he encontrado esta foto que me gustaría compartir porque me ha parecido curiosa.

 

Tom-and-Katie-black

Siento que la calidad deje bastante que desear, pero espero que aún así se les distinga, aunque entre ellos comienza a ser difícil. Mi abuela, que era una gran refranera, siempre decía “Dos que duermen en el mismo colchón, se vuelven de la misma condición”. Pues eso debe ser lo que les ha pasado a Tom y Kate, a juzgar por el outfit que lucían al salir de un cafe el sábado. Total black look compuesto por blazier, camisa y pantalones, además de gafas enormes cubriédoles la cara. ¿Cómo harán eso?  Ella le dice a él: “Cari, no sé que ponerme” y ella le dice “Pues mira cómo voy yo” y ella “¿te importa que vayamos iguales”. ¿O será fruto de la casualidad? Yo, que he sido de las que si una amiga o un novio iba como yo, era capaz de subir a casa a cambiarme, no concibo el ir igual que mi pareja, aunque tengo que reconocer que el resultado es interesante. Quizás nunca es tarde.

Lo que no puedo resistir es a comentar brevemente la ceremonia de los Goya. En primer lugar debo aclarar que soy pro cine español. Me parece mucho más interesante que el americano, que obviamente tiene más medios pero menos creatividad. Cuando iba al cine todas las semanas (ahora, por circunstancias de la vida sólo voy de vez en cuando) solía ver cine español o en su caso, europeo, mucho más que americano. Digo todo esto para que no se me tache de americanista, pero he de reconocer que los americanos son los reyes en la organización de Galas y premios de todo tipo. No me refiero a la organización del evento en sí (no hay que copiar a nadie para ser interesante) sino al “saber estar”. No se puede ir a presentar un premio con chaqueta de punto, lo siento, pero no. Ni en camiseta, ni con un vestido minúsculo cuando una ya ha superado la barrera de los treinta. No creo que, para distanciarnos de los Oscar y evitar comparaciones haya que hacer este tipo de cosas. 

Dicho lo cual, que es sólo una opinión y puede estar sujeta a críticas y a opiniones en contra, os enseño cuál fue mi vestido favorito.

goya_toledo

Goya Toledo de Elie Saab (últimamente tengo fijación con sus vestidos). Me pareció espectacular. También me gustó Belén Rueda, siempre fiel a  Carolina Herrera, Elsa Pataky, que estuvo tan espectacular como siempre y Verónica Sánchez, que pasó más desapercibida, pero estaba fantástica con un vestido negro y un peinado estilo años cuarenta.

Ah, una última cosa, por favor, aunque Jameson sea el que más dinero dé para que los famosos posen en la alfombra, basta de alfombra verde, que no la resiste ni la más guapa con el vestido más estupendo. Volvamos a la alfombra roja, aunque copiemos a los americanos.

Anuncios