Llegar, ver y arrasar

Lunes, 7 julio 2008

 

DSC01587

 

¿Hay algo mejor que un día de shopping? Sí, un día de shopping, en rebajas y en el que todo lo que buscas, lo termines encontrando.

Exceptuando una pequeña incursión en Blanco (bueno, fueron dos), en que compré varias prendas con visos al otoño y no caí en ninguna tentación innecesaria, que es mi propósito de verano, no había visitado aún las rebajas así que planeé para el sábado un día completo de compras “con cabeza”.

Parapetada con una lista mental de artículos “necesarios” y solamente con dinero en efectivo, me fui al que es uno de mis centros de compras favoritos Las Rozas Village. Aunque supongo que es de sobra conocido, por si hay alguien que no ha oído hablar de él, os diré que se trata de un outlet de lujo, que es como ellos mismos se denominan. Se trata de un centro al aire libre en el que se disponen tiendas de primeras marcas con artículos con un descuento mínimo del 30%. En temporada, el descuento no es demasiado perceptible, teniendo en cuenta que son marcas bastante caras. Pero en rebajas, los descuentos pueden llegar al 80% lo que es mucho más interesante para una economía en crisis, como es la mía.

Lo primero que tenía claro en mi lista eran unas cuñas de esparto, a ser posible, de Castañer. Y este fue el resultado:

 

DSC01589

Sé que en la foto no se aprecia muy bien, pero son bastante bonitas. Sencillas, clásicas y espero que duraderas. En boutique su precio era de 75 euros. Me costaron 30.

Después anduve por distintas tiendas:

Carolina Herrera: Atestada de pijerío nacional e importado. Mujeres peleando por bolsos y camisetas y sin aire acondicionado. Salí huyendo.

Versace: Mucho más interesante. La colección Donna tenía un 75% de descuento, pero fui fuerte y no me llevé nada. No estaba en mi lista.

Imperio Clandestino: Poca rebaja y música demasiado alta. Tampoco me convencieron.

Valli: Alguna cosa interesante, pero los bolsos (otro artículo de mi lista) apenas tenían rebaja. Nada.

Antonio Miró: Todo a 20 euros. También bastante tentador pero no encontré nada que me llamara y me hiciera caer. Otra vez será.

Burberry: Me ocurrió como en Antonio Miró. Artículos a 15 euros. Pero nada que me hiciera perder la cabeza.

Zadig & Voltaire: Aquí sí perdí definitivamente la cabeza. Todo me encantaba. Tenían un 50% sobre el precio outlet y esto fue lo que compré (bueno, me regalaron):

 

DSC01590

La foto es un espanto, pero es que la hice deprisa y no la he podido repetir (los pantalones los tiene mi mamá la costurera, para arreglarles el bajo). La camisa costaba 98 euros y me salió por 20. Los pantalones, de 120 a 25. Aunque la foto no les hace justicia, es un conjunto precioso. Y esta marca, de lo más recomendable para vestir casual. Muy buena calidad y un trato estupendo. ¡Si hasta me envolvieron cada prenda en papel de celofán! Estos detalles no son habituales en los outlets.

Por casualidad, entré en una tienda nueva que se llamaba Spazio. Pensé que sería una tienda multimarca de las que abundan por allí. Como seguía buscando el bolso, decidí darme una vuelta rápida para ver si había suerte. Y sí la hubo. ¡Era el outlet de Dolce & Gabanna! Y estaba ahí, tan discretito. Por pudor no he hecho fotos del conjunto de ropa interior que me compré por 10 euros cada prenda, pero daré dos pistas: trasparente y print animal.

Estuvimos allí toda la mañana y reconozco que salí con una sonrisa de oreja a ojera. No compré el bolso pero fue un día estupendo de rebajas. Con estos precios, volveré seguro en enero. O antes, quién sabe.

¡Feliz semana!