Pasteles

Lunes, 12 enero 2009

 

Tenía dos posts medio pensados. Uno puramente de temas de moda y éste. Será que el fin de semana ha sido más raro que un perro verde, con este tiempo tan sumamente extraño, al menos para el lugar en el que yo vivo y un estado de ánimo acorde al tiempo, supongo, pero al final, escribo algo más personal. Es un aviso para todo aquel que pase de mis paranoias, esto es contenido spoiler, así que, como la que avisa no es traidora, pues yo aviso, que un poco loca, quizás, pero traidora no me creo.

Ya he contado alguna vez que además de ser una enamorada de todos los temas relacionados con la moda, tengo otra pasión, el cine. Durante años, he sido asidua visitante de cineclubs, los Alphaville, los Ideal, y también de todos los cines de todos los centros comerciales del mundo mundial.  He estado varios años de mi vida yendo al cine, no sólo una, sino varias veces por semana. Además, mi insomnio eterno, me hacían gran seguidora de las películas de la una de la madrugada en la dos, que entonces era la segunda cadena, fíjate tú, y que fueron como un curso acelerado de cine de todas las especies.  Aunque esa época terminara pasando, sí sigo teniendo en el cine una válvula de escape bastante útil para mí.

La película elegida, como en tantas otras cosas, depende del estado de ánimo. Al fin y al cabo, se trata de pasar un buen rato. así que, en la medida de lo posible, huyo del drama puro y duro y visito otros géneros que me son más afines.

Como ya he dicho otras veces, uno de mis géneros favoritos es el terror. No conozco demasiadas chicas a las que les apasione, así que seré un poco rara, pero a mí me encanta, me divierte y me relaja ver cine de terror. Es raro, pero es así.

 

resplandor

Dani, por Dios, sal de ese pasillo…

Sin embargo, no sé si será porque tengo el ala un poco tocada pero llevo varios días en los que no me apetece demasiado darme sustos a mansalva y descargar adrenalina de golpe. Me ha dado por el pastel puro y duro.

Pastel son esas películas pegajosas y dulces como miel, de mucho amor y mucho qué bonito todo, en las que, aunque haya sufrimiento de por medio, triunfa el AMOL. Como ya ha quedado claro otras veces, soy una chica muy ordenada, y tengo mi propio cajón para este tipo de películas. Son como ese hombro mullido al que recurrir en casos de emergencia.

El caso es que ese cajón estaba más o menos cerrado, llevaba siglos sin ver ninguna de sus películas, cuando el otro día, haciendo zapping, pillé ya empezada en la tele Love Actually. Y se desató la caja de los truenos, se abrió la caja de Pandora, y comenzó mi acabose de pastel sin fin.

        Love actually

Veredicto: culpable

He entrado en una espiral de la que no puedo salir. Cada noche, en la tranquilidad de la soledad, me busco un pastel y me fustigo sin piedad. Si son inglesas me gustan más y si sale Hugh Grant, entonces entro en éxtasis.

 

         hugh_grant

¡Qué buenos ratos hemos pasado juntos!

No busco en ellas calidad, sólo resultados. Si consiguen su objetivo, hacerme llorar de emoción y exclamar ¡Qué bonito es todo! me voy a la cama la mar de satisfecha.

            Four-Weddings-Hugh-Grant_l

¡Un paraguas para estos dos!

 

Y ya tengo elegida la siguiente….

 

Notting-H-Julia-Roberts_l

“Sólo soy una chica, enfrente de un chico, pidiéndole que la quieran” ayss, que me muero….

 

¿Alguien se apunta? Yo pongo la película, vosotros las palomitas

Anuncios