Mi fin de semana Cibelino (parte 1: sábado)

Lunes, 23 febrero 2009

 

Lo que pensaba sería una tarde terminó siendo un fin de semana. Lo que pensaba sería un desfile, terminaron siendo seis. Quizás sea una actualización tardía (serán los desfiles del sábado) e incompleta (no son todos), pero será lo que yo he vivido en este gran fin de semana.

1. Francis Montesinos.

cibeles montesinos 1

Decir que Francis Montesinos hace moda, es decir demasiado poco sobre lo que se pudo ver en la pasarela. Francis Montesinos hace un espectáculo que se queda grabado en la retina por mucho que pase el tiempo. Con una primera salida que arrancó la ovación de todos los allí presentes, el resto del espectáculo no desmereció lo anterior. Llevó a las mejores modelos, todo el estilismo estuvo cuidadísimo hasta el último detalle y, por si fuera poco, en un par de ocasiones un grupo de bailarines amenizaron las pausas.

 

 

otoño 2009 pasarela-1

 

Cabareteras con labios rojos, vestidos ajustados y vaporosos, trasparencias, microfaldas, botas camperas, mezclado con estampados de Dalí fue lo que Montesinos nos mostró. Un gran desfile.

Me encantó su salida final:

cibeles montesinos 17

 

2. Amaya Arzuaga.

Con una pasarela llena de pantallas de televisión, las modelos fueron desfilando en pases alternos de claros y oscuros, con prendas que mezclaban fieltros, lanas y brillos, muy estructuradas, muy trabajadas, pero a la vez muy livianas.

 

otoño 2009 pasarela1

 

 

Los leggins de lentejuelas eran absolutamente espectaculares (hechos por las monjas de clausura de su pueblo) y los zapatos de Juan Antonio López, también. Si tengo que elegir una prenda, serían las capas y abrigos de pelo de cabra del Tíbet. De lo más llamativo.

3. Angel Schlesser

Una colección ligeramente ochentera, pero sin caer en sus peores tópicos. Pantalones tobilleros, altos de tiro, chaquetas oversize, hombros marcados, pero todo muy medido, muy elegante. Mucho blanco-negro con notas de color en los larguísimos guantes. Cuando sales de un desfile como éste, sólo tienes ganas de irte a la tienda más cercana del diseñador y decir “lo quiero todo”.

 

otoño 2009 pasarela2

La noche con Schlesser se viste con esmoquin, vestidos vaporosos y el juego de un sólo hombro descubierto.

otoño 2009 pasarela3

 

 

Siento que los collages sean tan cutres. Estoy aprendiendo, sed misericordiosos…

Curiosidades y menciones especiales

-Me hizo mucha gracia el apartado regalos de los diseñadores. Montesinos regaló arroz de Sueca y Arzuaga, vino de sus bodegas. Creo que entre los dos me han solucionado algún menú.

-El apartado gratis total, como diría Raquel, también era interesante, aunque lo exploté más el domingo, con cerveza Light y aperitivos variados, cafés, aguas y chocolate. Para estómagos llenos también había revistas y maquillajes, sesiones de fotos y masajes. No es que hubiera demasiadas cosas, pero era interesante.

-Lo peor, dentro del apartado desfiles fue el gentío formado en alguno de ellos. El tema famoseo, el sábado por la tarde fue una locura.

-Lo mejor de todo, todo, ha sido la compañía: gracias Tatel, por los ratos entre desfiles y por las risas en ellos, Raquel por el Nespresso anti-fatigas (aunque fuerza 3 sigue siendo demasiada para mí), a La Condesa por permitirme asistir en primera fila a su sesión de cool-hunting masculino, a Xavi, porque siendo tan divertido es estupendo compartir contigo aunque sea un minuto, aunque sea con esos cócteles del Kissing room, y a Tomy Pelluz, que conocí a través de su chica y al que he birlado todas las fotos que ilustran este post (espero que no te importe ni a tí, ni a Vogue)

Pero sobre todo, gracias Lujosa, porque sin ti todo lo demás no habría sido posible. Has sido mi hada madrina. Gracias de veras.

Pronto (procuraré esta tarde) postearé sobre lo que ocurrió el domingo, que además, de desfiles, también hubo buenos encuentros.

Sé que tengo pendiente elegir al ganador/a del premio. Al final no ha sido posible en el fin de semana. Intentaré hacer el sorteo esta tarde y publicarlo mañana.

Vía Vogue

Anuncios