Sábado gastrocultural

Lunes, 24 agosto 2009

 

El sábado por fin pude hacer realidad un plan que tenía pendiente desde hacía varias semanas y que, por unas circunstancias u otras no había podido llevar a cabo.

Como gran admiradora de su trabajo no podía dejar pasar la exposición de Annie Leibovitz. En una lejana época de mi vida, en la que deseaba ser fotógrafa (qué cosas), Leibovitz era una de mis fotógrafas preferidas, supongo que básicamente por la repercusión de las fotografías realizadas a personajes populares. Cuando me enteré de que exponían su obra (no únicamente su trabajo sino también sus obras privadas) no pude resistir la tentación.

 

annie leibovitz 1

 

La exposición, de lo más recomendable. Mucha gente, eso sí, pero ver sus conocidísimas fotos en gran formato es una gozada. Particularmente, como buena mitómana, prefiero sus fotos de famosos a su colección privada, aunque no dejé de sorprenderme de su calidad en ambas.

 

Como tras la exposición había que comer, qué mejor sitio que el renovado Mercado de San Miguel. Y como estaba cerca (se puede ir andando de un lado al otro) pues allá que nos fuimos.

 

puerta mercado san miguel

 

¡Es una auténtica maravilla! Yo, que soy muy de comprar en el mercado de toda la vida, disfruté como una enana visitando todos los puestos.

 

Mercado San Miguel 2

 

Tras alegrarnos la vista, tocaba alegrar el estómago. La particularidad de este mercado es que puedes comprar los productos en los diferentes puestos y llevártelos a unas mesas que están en el centro para comerlos allí mismo. Hay de todo: mariscos, canapés variados, jamón, quesos…

Y para regarlo, nada como un buen cava frequito (porque hacía muchísimo calor):

 

cava mercado san miguel

Eso sí, si pensáis ir por allí en sábado, os recomiendo no ir demasiado tarde. Coger mesa se convierte en una batalla. ¡Nosotros llegamos a compartir la nuestra con otros dos grupos!

La verdad es que fue un buen sábado.

 

Os lo recomiendo. De veras.

¡Feliz semana!

Anuncios

Jazz, baby, Jazz

Lunes, 15 junio 2009

 

En días como hoy, calurosos pero con nubes amenazando lluvia durante todo el día, me surge la duda de qué colocarme en los pies, algo que no me mate de calor, pero que si la nube decide descargar, al menos no me moje demasiado los pies.

Hace un tiempo, vi esta foto en The Sartorialist y caí rendida ante su encanto:

48

 

Siempre me han emocionado los zapatos de cordones, con un toque masculino, para dar un contraste gracioso a una imagen muy femenina. Como dirían aquellos que me conocen, muy de mi estilo.

Tras mucho buscar y buscar, terminé encontrando mis zapatos ideales en el sitio más insospechado, durante un fin de semana en la playa. Y siempre, en días como éste, me coloco mis zapatos de jazz y me siento elegante y divertida. Que unos simples zapatos sean capaces de hacer algo así, no tiene precio.

Y  veo las fotos que esta semana ha publicado The Sartorialist y me reafirmo en mi enamoramiento:

 

Governor's Island 1

Governor's Island 2

Governor's Island 4

 

 

 

Así que miro hacia abajo, veo esto…

 

DSC02055

 

Y sonrío.

 

¡Feliz semana!


Gracias, Maybelline

Jueves, 20 noviembre 2008

 

maybelline2

Todavía estoy emocionada con el evento que tuvimos ayer.

Se trataba de una masterclass impartida por el maquillador Gato y que versaba sobre maquillaje de fiesta. Como chica puntual que soy, llegué allí (al showroom de pin-up, en la calle Fuencarral) sobre las cuatro y media y me sorprendió ver que alguna gente había llegado antes que yo.

Como era la segunda vez que contaban conmigo, saludé a la gente que había conocido la vez anterior y armé de valor para hablar con el resto. En la vez pasada apenas hablé con ningún bloguero y cuando llegué a mi casa me arrepentí muchísimo. Me propuse ser valiente y no quedarme en un rincón.

El sitio era precioso, todo muy blanco y muy elegante. Había ropa por todos sitios, así que sentí que estaba en el paraíso.

Con un poco de retraso, comenzó el curso, que resultó ser tan genial como cabía esperar. Gato es un cielo y tuvo mucha paciencia con todas nosotras, explicándonos una a una los secretos del maquillaje en los ojos, que para mí es un mundo desconocido (soy muy torpe maquillándome y más los ojos, que apenas me los toco).

Luego del curso, sirvieron aperitivos y bebida y realizaron una sesión de fotografía con todas las chicas maquilladas y adornadas con todo tipo de boas y plumas que pusieron a nuestra disposición.

No voy a entrar en la calidad de los productos (repito que sé lo justito para ir tirando y no asustar a la gente con la que me cruzo por la calle), pero sí comentaré algunas cosas:

*Estuve charlando con el fotógrafo oficial de Maybelline, que por casualidades de la vida, fue profesor de una escuela de fotografía en la que yo estudié, allá por el pleistoceno. No le había vuelto a ver y fue curioso reencontrarnos en un lugar como aquél.

*También estuve charlando con Gato, al que ya conocía del evento anterior. Sólo me hizo confirmar lo que ya había intuido, que es simpático a rabiar y que llegar a lo más alto en tu carrera no está reñido con ser una persona humilde. Le felicité por su reportaje en el país semanal y me contó lo feliz que estaba su madre con ello. Como él diría “Fue guay”.

* Me permitió conocer blogueras a las que había leído pero a las que no ponía cara: Tallacuarenta, trendy and charm, El blog de Moda, Miss at la Playa, Star chic… Poner cara a gente que llevas meses leyendo, que has comentado, que admiras, es todo un placer y por ello, agradezo que empresas como Maybelline realicen eventos como éste. Me permitió decirle a Mamen que me alegraba por su próxima boda, a Mónica lo profundamente que admiro su trabajo, reirme con Lara y su amiga (a la que intenté convencer de que abriera su blog) mientras intentábamos repetir lo que Gato nos enseñaba… En serio, fue un placer conoceros a todas.

*Desgraciadamente, me sentí como Cenicienta con mi carroza esperándome a la puerta y sin tiempo apenas de despedirme de nadie. No puede probar la deliciosa comida, ni hacerme fotos, pero eso sí, me llevé mi bolsa llena de productos y un regalo especial: un tocado de La Casita de Wendy.

Aquí os muestro un par de fotos:

 

maybelline3

Esta fue la mesa en la que yo me senté.

maybelline4

Gato maquillando a una voluntaria, que quedó estupenda.

 

maybelline1

Un par de chicas guapas atienden concentradas para aprender del maestro.

Por esta tarde tan estupenda, muchas gracias Maybelline. Sois únicos.


Una película que apetece ver

Miércoles, 19 noviembre 2008

 

Aunque aún queda más de un mes para que Australia de Baz Luhrmann llegue a nuestros cines, yo ya tengo unas ganas inmensas de verla.

*Y no sólo por estar dirigida por uno de los directores más interesantes de los últimos tiempos, que, puede gustarte o no, pero al que hay que reconocerle su “distinta” visión del mundo.

*No sólo por ver a Nicole Kidman, que será la mujer más botoxada y fría del mundo, pero que es una estupenda actriz.

*No sólo por ver a Hugh Lobezno Jackman, que además de buen actor, alegra la vista a cualquiera.

*No sólo porque nos muestre una visión de Autralia totalmente distinta a la que hemos visto hasta ahora.

*No sólo porque los zapatos estén diseñador por Salvatore Ferragamo.

*No sólo por la historia de amor de los personajes.

Quiero verla por esto:

 

australia1

australia2

australia3

australia5

australia13

australia7

australia8

australia9

australia10

australia12

australia11

 

Para mí, todas estas imágenes son suficientes para morirme de impaciencia por ver esta película.

Lástima que aún quede más de un mes.


Locuras del street style

Miércoles, 8 octubre 2008

 

 

 

Conste antes de nada que admiro profundamente a la gente que crea blogs sobre street style. Y no solamente porque me apasione verlos, porque me admire de cómo hay mucha elegancia y buen gusto caminando por cualquier calle, sino por el arrojo que supone abordar a un completo desconocido y decirle que le quieres fotografiar para tu blog. Supongo que la amabilidad de la gente cuenta mucho en estos casos y, porqué no decirlo, también el ego, que se alimenta mucho cuando alguien te dice que vistes genial y que quiere que la gente te conozca.

 

                mujer flotante

Scott Schuman, más conocido como The Sartorialist, es el mejor caza-imágenes de street style. Incluso hace flotar a las mujeres….

 

Yo sería incapaz, lo reconozco y lo asumo. Soy muy tímida y me cuesta abrirme al resto de la gente, más aún como para acercarme a alguien a quien no conozco de nada y hacerle fotos así, por las buenas. Es por eso que lo admiro en otros.

Eso sí, como en todo en esta vida, a medida que cualquier tendencia se masifica, comienza a haber de todo: hay gente que hace fotos dignas de aparecer en un museo y otros que deberían dejar el intento y dedicarse, por ejemplo, al encaje de bolillos, que por otra parte, es una afición de lo más enriquecedora (dicen lo que la practican).

 

                 street style chictoochic

El Sartorialist español es Fernando Mañas, de Chictoochic. Pertenece a la categoría de fotos de museo

 

Supongo que, como todo aquello que no puedes alcanzar es lo que más admiras, me confieso adicta total a este tipo de blogs. Los visito diariamente, me guardo sus fotos para copiar los looks (aunque luego no lo haga) y los miro y remiro sin parar.

Esta adicción mía se hace cada vez más cuesta arriba, porque como ya he dicho, cada vez hay más blogs dedicados a este tipo de visión de la moda. Es por eso, que el otro día, ví este vídeo que me dejó impactada. Sabía que había muchos, pero no me imaginaba cuántos:

 

 

Recuerdo que hace meses, leí un post de Miss B, en el que comentaba que había visto una chica vestida de un modo de lo más original. Había estado a punto de sacar su cámara y hacerle alguna foto, pero finalmente no lo había hecho. Posteriormente, había encontrado a la chica, con la misma ropa que llevaba cuando se cruzó con ella, en varios blogs. Eso me plantea un par de cuestiones: por un lado, demuestra cuán globalizado es el mundo en el que vivimos, pero también qué pequeño, que hace que los mismos salgan siempre en los todos los lugares. Por otro lado, ¿no crearemos celebrities de humo, basadas en la casualidad o simplemente en un momento de cierta conexión con sus armarios?

Lo cierto es que, también esto tiene su lado positivo. Si vives en una gran ciudad (no creo que Scott Schuman se pasee por un pueblo de veinte habitantes, desgraciadamente),  ya no sólo te vistes para tí, ni tampoco para matar de envidia a tus conocidos o compañeros de trabajo. Ahora el objetivo puede ser mayor: ahora te pones lo mejor de tu armario para ver si la suerte hace que te cruces con alguno de estos artistas de la cámara y caza-buen-gusto. Y eso no es mal estímulo.


De compras por un mercadillo inglés (parte II)

Lunes, 23 junio 2008

 

Y por fin el sábado, visité un mercadillo inglés de pura cepa. Unos días atrás una chica me envió (a mí y a otros blogueros) un correo invitándonos al Beefeater London Market. Tendríamos pase especial para entrar antes que el resto y una serie de ventajas que prometió pormenorizar el viernes antes del día D. El correo no llegó. Tampoco hubo modo humano de encontrarla entre aquella jaleosa entrada VIP. Como soy una tímida enfermiza saqué toda la caradura que me había llevado conmigo y pedí un pase de prensa, que muy amablemente me fue concedido (a mí y a mi acompañante).

 

 

exterior plaza

Esta es la entrada principal a nuestra llegada. Bastante tranquilo aún.

Una vez dentro, cierta decepción, la verdad. 32 puestos componían todo el mercado. A mí, personalmente me supo a poco. Fuimos recorriendo cada puesto. Los dueños, de lo más encantador, la gente de lo más educada. Mucha fashionista. Para alguien como yo, reina de la ganga, fue bastante divertido andar rebuscando.

dentro plaza 

Esta es la imagen del interior cuando llegamos. Como fuimos de los primeros, estábamos prácticamente solos.

 

Puesto Henry Holland

En el puesto de Henry Holland nos encontramos con la doble de Agyness Deyn, aunque a mí la chica del puesto me pareció mucho más guapa.

 

DSC01557

En el puesto de Lamis Khamis, muchas fotos de Paris Hilton por todos sitios y mucha fashionista dispuesta a dejarse el sueldo. Las camisetas, mucho más caras de las de House of Holland, pero tenía una zona de chollos (y claro, cómo resistir a un chollo. Pues no resistiendo. Me llevé dos)

 

Urbanist

El puesto favorito de mi acompañante: Urbanist. Un grafitero hacía camisetas con el nombre o dibujo que desearas. Finalmente nos llevamos dos.

 

Chicas cyberdog

Las chicas del puesto de Cyberdog. Muy simpáticas. El puesto consistía en una tienda de compaña totalmente negra, lo que, con el calor reinante, hizo la visita de lo más breve. Además, todo era demasiado discotequero como para poder vestirlo yo, que llevo un siglo sin ir a una de estas fiestas.

 

Y finalmente, el invitado estrella apareció, derrochando elegancia, pero mucho más simpático y paciente de lo que parece desde fuera.

 

llegada de Holland

Henry Holland

más Holland

 

Reconozco que en el flagor del momento, tuve que resistir con todas mis fuerzas a comprarme una de sus camisetas. Aún hoy no sé bien si arrepentirme o alegrarme.

Lo que sí compré fueron un par de vestidos del Red Chilli Pepper por un precio irrisorio y una camisa babydoll de Ducie, que excuso decir, nos tuvo locas a todas con todos los vestidos y blusitas bordadas. Así que, evidentemente no salí de allí con las manos vacías, pero creo que en este caso, la ocasión lo merecía.

Tras refrescarnos brevemente en el bar (en el que, por supuesto, servían fish and chips, aunque no eran horas y me quedé con las ganas) y emprendimos camino de regreso.

Al salir, nos quedamos asustados por la cantidad de gente que esperaba para entrar. Lo siento por ellos, por el calor que debieron pasar, aunque al menos espero que les mereciera la pena.

 

la plaza a la salida

 

Y aquí terminó mi visita a un mercadillo inglés, que espero haya sido un ensayo para una próxima visita. Tras comer, nos dispusimos a ver Sexo en Nueva York. La película, pero mejor eso lo cuento otro día, que el post ya ha salido suficientemente largo.


Sexo en Nueva York inunda el Vogue americano

Martes, 13 mayo 2008

 

Acabo de aterrizar, después de un espantoso día que, al igual que el de ayer, la tecnología  me ha impedido tener ningún contacto ni con la blogosfera ni con internet en general. Pero el día deparaba algo interesante cuando ya estaba acabando. He encontrado este estupendo edito del Vogue americano, por obra y gracia de Annie Leibovitz y con Carrie y Mr. Big como protagonistas. Nos adelanta cómo sería la luna de miel de la pareja. Fans de la moda en general y de SATC en particular, espero lo disfrutéis tanto como yo:

 

sex-city-vogue1

Traje chaqueta de Chanel, sombrero de Lanvin y Zapatos de Balenciaga.

 

sex-city-vogue2

Vestido de seda y satén y zapatos de Nina Ricci

 

sex-city-vogue3

Vestido de plumas y tul de Alexander McQueen

 

sex-city-vogue4

Vestido de Narciso Rodriguez

 

sex-city-vogue5

Vestido de satén y organza de Marchesa

 

sex-city-vogue6

Vestido de chifón de Versace

 

sex-city-vogue7

Vestido de noche de chifón de Dolce y Gabbana

 

sex-city-vogue8

Vestido dorado de chifón de Versace

No sé con cuál me quedaría porque me encantan todas. Bueno, ya queda menos para el estreno, aunque se esté haciendo eterno…

Etiquetas de Technorati: ,,