Cosas curiosas que ocurren en la pasarela

Martes, 3 marzo 2009

 

¿Por qué llora una modelo?

En el desfile de Jil Sanders la modelo Auguste Abeliunaite apareció así:

tears_model_jilsander

Los publicistas de la firma de moda dicen no saber nada de lo ocurrido. Un trabajador del backstage dice que oyó a la modelo cómo se quejaba de los altos tacones, ya que hacía poco que se había roto un pie y temía que volviera a ocurrir. Puede ser, porque poco más se sabe.

¿Qué lleva a una profesional de las pasarelas a llegar a las lágrimas en mitad de un desfile?

¿Es más humano o más infantil llorar en mitad de un trabajo?

La imagen, sin duda es impactante y sorprendente. A mí, particularmente, me la hace la profesión de modelo mucho más cercana.

 

¿Es el vaso de café de cartón el nuevo objeto de moda?

Tras ver cientos de celebridades paseando con él por las calles de medio mundo, Dsquared2 lo incluye en su desfile:

 

¿Acaso Starbucks ha patrocinado el desfile? ¿O ha sido decisión de los diseñadores para darle un toque gracioso a su colección? ¿Lo incluirán en las tiendas en la próxima temporada como si de un bolso se tratara?

Particularmente lo veo una tontada muy grande, un modo sibilino de distraer la atención, aquello de que los arboles no dejan ver el bosque.

Postdata: para aquellos a los que les gustan los mercadillos y las gangas y tengan cerca Madrid, os recomiendo esto:

mercadillo primavera

También quiero mencionar a Botica Pop y a Casandra por los premios que me han dado. ¡Mil gracias chicas, por acordaros de mí!

Via catwalk queen, Style

Anuncios

Perlas de viernes: dos bolsos, un premio y un futurible

Viernes, 19 septiembre 2008

 

Ya estamos a viernes, y como todos los viernes, el cuerpo pide cosas sencillitas y nada de complicaciones. Así pues, ahí van algunas de las “joyas” encontradas en la red.

1. Bolso “gremlin”: ¿recordáis a las gremlins, esos monstruos dulces y divertidos que tenían libro de instrucciones y que si no seguías, las consecuencias serían terribles? Pues parece que no soy la única que los recuerda con nostalgia a juzgar por el siguiente diseño:

 

gizmobag1

 

¿Aceptamos el parecido razonable? Yo creo que sí.

Por si hay alguien interesado en adquirir el producto, ahora está en rebajas de $450 a $225 en Vivre. Eso sí, hay que advertir que el producto no se podrá devolver (qué listos) así que habrá que tener cuidado con mojarlo o meter comida dentro si salimos de noche, no vaya a ser que se nos transforme.

2. Mochila sin mochila: Personalmente, prefiero mil veces un bolso a una mochila. No las encuentro útiles, ya que el “acceso” al interior es mucho más incómodo para una persona como yo, que anda constantemente sacando y metiendo cosas en el bolso. Aún así, respeto los gustos de cada cual, por supuesto. Otra cosa distinta es que, ciertos diseños me chirríen. Es el caso de esta mochila:

 

marccanvas

El concepto (quizás obsoleto, ya digo que no las utilizo nunca) que tengo de lo que debe ser una mochila es de un gran habitáculo al que posteriormente se le añaden pequeños bolsillos para guardar artículos más pequeños y facilitar el acceso ¿No parece que en esta falta algo?¿Que hay del gran habitáculo? ¿O es que, todo lo que puedes llevar en ella ha de ser obligatoriamente pequeño?

Se trata de un diseño de Marc Jacobs y la verdad es que desconozco el precio, pero si hay alguien realmente interesado, podría averiguarlo (por favor, que no lo haya…)

3. Un cotilleo: Se dice, se comenta, que Candace Bushnell, la autora de Sexo en Nueva York se ha encerrado en su casa para volver a escribir. Esto no es nada extraño, porque obviamente, se gana la vida (estupendamente, todo hay que decirlo), escribiendo.

Lo interesante de todo esto es que se dice que va a retomar nuevamente el personaje que más fama le ha reportado. Pero esta vez, se trataría de contarnos la vida adolescente de Carrie Bradshaw y sus vivencias en el instituto. El primero de los libros (dos en principio) se publicaría en 2010. ¿Será verdad? Yo, al menos, espero que sí.

carrie bradshaw

Su imagen tampoco distaría demasiado de ésta.

4. Un premio: ¡Estoy tan feliz de recibir nuevamente un premio! Esta vez, proviene de las divertidísimas Supernenas Chic

 

premio supernenas 

Parece ser que es de obligado cumplimento el entregar el premio a otras cinco personas. Esto me cuesta siempre, porque me gustaría entregarlo a todos los que me comentan cada día, cada post, porque en este blog, lo más importante son los comentarios. Pero también sé que hay algunas personas de las que comentan, a las que los premios les parecen algo secundario, y yo lo respeto. Nombraré cinco blogs, pero que conste que, aquellos que estáis aquí siempre, estáis premiados, sinceramente.

  • 1. A Thesil, por supuesto, por todo y porque ya está descontando días…
  • 2. A Bea, porque todo lo que hace es bonito, y porque me alegro mucho de cómo le van las cosas.
  • 3. A Mireia, porque está viviendo la mejor época de su vida y eso también merece premio.
  • 4. A Mirash, porque ella me entregó uno hace poco y porque tiene un blog muy interesante.
  • 5. A Namy, porque, en momentos como éste, todo el mimo es poco.

A los demás, aunque no os nombre, sabed que estáis también premiados. Porque, en serio, agradezco mucho que estéis ahí (vaya, parece que estoy ñoña de viernes….)

¡Buen fin de semana!


¿Muere Cibeles?

Martes, 16 septiembre 2008

 

cibeles pv 2009 Modesto Lomba

 

No, no lo digo por lo “cuestionable” de algunos de los diseños que hasta ahora hemos visto en la pasarela, y que sólo hacen presagiar que lo peor está todavía por llegar, aunque mantengamos ese rayito de esperanza tan propio del género humano.

Y tampoco lo digo por ese nombre tan complicado y largo con la que nuevamente han bautizado a la pasarela madrileña, algo así como Cibeles Madrid Fashion Week, que, puestos a ser internacionales, nos podíamos haber ahorrado el Cibeles y, al menos, hubiera sido mucho menos ridículo.

Tampoco me refiero a la pereza generalizada que da esta pasarela, después de fiascos tan sonados como el de la pasada temporada, con una mayoría de diseños perfectamente olvidables, y otros, que a a mi pesar, se grababan en la retina para siempre jamás.

Me refiero a la noticia que puede hacer temblar los cimientos de esta tambaleante pasarela. Si ya es duro tener la competencia directa de la London Fashion Week, que nos pilla a tiro de piedra y que arrastra a todos los editores y celebrities internacionales y sobre todo, anglosajones, que, seamos francos, en resumidas cuentas son los que terminan moviendo el cotarro (si la Wintour consiguió reducir la pasarela de Milán a cuatro días, esto queda fuera de toda discusión), ¿qué sería de nuestra Cibeles si además, tuviera que competir con la pasarela de Nueva York?

Parece un rumor, pero tiene visos de ser cierto: The Council of Fashion Designers of America está realizado una campaña, al parecer bastante exitosa, para mover la NYFW de fecha, exactamente una semana posterior a la actual a partir de 2009. La excusa para el retraso sería que los fabricantes de Nueva York cierran en agosto y andan bastante justos a la hora de hacer las presentaciones, con un margen tan escaso de tiempo. Por su parte, los diseñadores ingleses, principales perjudicados con este cambio están que trinan y su representante, Hilary Riva, ha declarado que esto les perjudicaría enormemente. No sólo sería un perjuicio de publicidad, por lo que ya he comentado de la falta de despliegue, sino que tampoco podrían contar con buenas modelos, ya que estas saltarían desde Nueva York hasta Milán, dejando a Londres compuesta y sin modelos.

¿Y cómo nos deja esto a Cibeles? Pues directamente, a la altura del betún. Actualmente, ya somos ignorados por la prensa anglosajona (y por el resto también, seamos honestos), de modo que, compitiendo directamente con Nueva York, pasaríamos de un golpe al status de invisibilidad.

Los ingleses andan mosqueados y han expresado sus quejas, pero ¿qué hay de los representantes españoles? ¿acaso hemos oído a alguien levantar la voz?¿o es que son tan presuntuosos que piensan que no ocurrirá nada? O precisamente será eso lo que ocurrirá: nada, Cibeles se hundirá en la nada más absoluta.

Ya dijo la Wintour hace unos meses (perdonad que cite tanto a esta señora, pero hay que reconocer que para esto es uno de los popes) cuando acudió a una muestra de moda española que se realizó en Nueva York, a España todavía le queda mucho, y también le hace falta mucha más publicidad. Pero bueno, por lo visto, todo da igual. Los españoles ya andamos sobrados, como en casi todo.

 

Otra cosa, que no tiene nada que ver con esta reflexión mía que me apetecía compartir (esto de los blogs como ir a terapia pero más económico). La adorable Mirash del blog Vestidos de folklorica me ha otorgado un premio que me ha emocionado, no sólo por el premio en sí, sino por las palabras que me dedica. Y como de bien nacidos es ser agradecidos, aquí lo expongo, a la espera de que mi “informático” me lo coloque en el lado derecho (que yo pa eso soy mu torpe).

 

PREMIO mirash

Y yo sé que lo tengo que otorgar a varios blogs, pero me apetece dárselo a todos los que post tras post pasáis por aquí, y sobre todo, a los que comentáis, que nunca es demasiado agradecerlo, porque al fin y al cabo, es lo más importante de este blog, vuestra opinión. De modo tal que daros por premiados todos y cada uno. Gracias.


Un premio y un intento de ecología frustrado

Viernes, 8 agosto 2008

El miércoles estuve de tiendas. Aprovechando los minutos anteriores a la entrada al cine en el día del espectador (la economía está bastante achuchada y hay que intentar ahorrar de donde se puede), recorrí las tiendas del centro comercial, en la búsqueda de la rebaja más ínfima, que es la que se suele dar a estas alturas.

Decidí pasar a H&M, cómo no, aún a sabiendas de que sus rebajas suelen ser bastante decepcionantes. Desde principios de la temporada ando detrás de un collar con una bola plateada que he ido mirando y remirando y dejando nuevamente en su lugar, con la esperanza vana de que le llegara el ansiado 50 por ciento que lo llevaría a mi casa y a mi cuello. Ante mi indecisión, su decisión: quitarlo del estante y volverlo a sacar con la nueva colección. Sí, sé que por la miseria que costaba, debería habérmelo llevado en mayo, pero la posibilidad de una rebaja (que también hubiera sido una miseria) sacaba mi lado usurero a flote. El caso es que el miércoles le vi nuevamente brillando para mí en la sección de complementos y me dije “Nena, no te queda otra que comprarlo al precio original, que sino, al final te quedas sin él”.

Lo cogí, feliz de que al menos se hubieran dignado a recuperarlo para esta temporada y me fui a la caja. Como susurrando a mi oreja derecha, oí una vocecilla que me decía “Sé ecológica y llévatelo sin bolsa”. Esa voz era fruto de la insistencia machacona de todas las revistas de moda, que desde que descubrieron la palabra eco, ésta aparece incluso más que Chanel, o incluso que Poder, una palabra con la que parecen obsesionados. En todos estos artículos en pos de una vida más ecológica, que debo confesar que sólo hojeo, insistían en que nos lleváramos nuestras propias bolsas a las tiendas, para evitar las bolsas de plástico, tan horriblemente contaminantes y con las que se ahogan pajaritos y ballenas (ambos por igual).

Im not a plastic bag

Así pues, al ver a la dependienta sacar la bolsa para introducir el colgante, y dado su tamaño (y que pensaba colocármelo según traspasara la puerta) le dije “No me des bolsa, no me hace falta”.

Muy ofendida, me miró y me dijo “Lo siento, pero estamos obligados a dar bolsa”.

Yo, en un arranque de valentía (o insensatez, según se mire) le respondí “Pues qué poco ecológico”.

Ahí se desató la ira de la dependienta. “Señora, en H&M somos muy ecológicos en otras cosas, pero yo no puedo consentir que usted salga de la tienda con el producto en la mano”.

Yo pensé, “Si no va a ir en la mano, va a ir en el cuello”, pero la verdad es que no quise seguir teniendo una polémica estéril con una chica, que embebida del espíritu corporativo, ni siquiera iba a escucharme. Así pues, cogí el colgante, lo saqué de la bolsa, ésta la deposité en mi bolso y el colgante me lo coloqué.

Cuando llegué a casa, tiré la bolsa a la basura (a la de plásticos, por supuesto) y con ella se me fueron todos mis intentos de ser ecológica. Al menos, se me quedó la conciencia tranquila, pero eso no valió para mucho y lo siento por las ballenas y los pajaritos. Yo hice lo que pude.

Otra cuestión:  mi querida Thesil me ha honrado con un premio que me ha hecho una especial ilusión, ya sea porque el verano ha sacado mi lado tierno, o porque hacía tiempo que no recibía ninguno. Es éste:

otro_premio[1]

Mil gracias, Thesil. Yo, por mi parte, ya que Thesil ha premiado a casi todos los que yo premiaría, quiero entregarle este premio a Sa, por ser tan dulce, a Cyrano, por ser tan divertido, a David L., porque, aunque me temo que no es muy de premios, tiene el blog más adictivo de los que conozco y por último y sobre todo, a mi niña Namy, porque, aunque ya se lo entregó Thesil, nada es poco para intentar alegrarla en circunstancias como la suya.

Por extensión, quiero hacer mención a todos los que seguís por aquí en agosto, que visitáis este blog cada día y sobre todo, a los que comentáis. Os daría el premio a todos, pero sé que algunos no sois demasiado de estos temas así que os respetaré. Pero que sepáis que estáis premiados. Muchas gracias.

¡Feliz fin de semana!