Cosas que me hacen volver (y sonreír)

Jueves, 16 julio 2009

 

Sinceramente, la vuelta me está costando mucho más de lo que hubiera deseado. Hoy, precisamente, hoy, desearía desaparecer y perderme en cualquier lugar que no fuera éste. Pero la vida no siempre nos da lo que necesitamos y tenemos que conformarnos con lo que hay, de modo que retomo mi querido blog con unas energías que, si bien no tengo en estos momentos, espero que vuelvan.

Pero como no es cuestión de utilizar esto como paño de lágrimas ni de contar aquí mis penas, lo que voy a hacer es contar las cosas que me han alegrado la vida durante todos estos días de desaparición.

¿Sexo en Brooklyn?

Sarah Jessica Parker se ha asociado nuevamente con la cadena HBO para preparar una nueva serie basada en la novela Prospect Park West, escrita por Amy Sohn, que se publicará en septiembre. La serie trataría la vida de cuatro mujeres residentes el Brooklyn, que son amigas y se reúnen para contarse sus mutuas desgracias y aventuras. ¿Os suena el argumento? Creo que salvo el lugar donde tendrá lugar la historia, lo demás es muy similar a Sexo en Nueva York, así que, cuando lo leí me puse la mar de contenta. Ahora sólo queda que la propia SJP confirme que estará en el elenco para ser completamente feliz. Y si también se apunta Patricia Field, ya ni te cuento…

 

satc collage 2

 

¿Sigo siendo una adolescente?

Esto no sé si me hace reír o más bien llorar pero, si ya tuve que confesar que, contra todo pronóstico y aunque intenté no caer, terminé enganchada a Gossip Girl, no sin asombro veo que mis gustos, por mucho que he intentado pulirlos con los años, siguen idénticos a  cuando tenía quince años. Y es que, el pasado lunes, me ví de una sentada los tres primeros capítulos de Vida Secreta de un adolescente y lo peor es que me quedé pilladísima con la trama. Y es que, la serie en cuestión ha desbancado a Gossip Girl en los gustos de los americanos. Esto no sé si es un consuelo o me desanima aún más…

 

secret-life-american-teenager_2

¡Y encima la madre es Molly Ringwald, que es como experimentar un viaje a mi adolescencia!

 

¿Sé algo de moda?

Poco o nada, la verdad. Porque, después de haber criticado de todos los modos posibles las colecciones de Givenchy, por repetitivas y aburridas, por ser pasto de Voguettes, por no aportar nada nuevo, caigo rendida a su colección de HC como una tonta. Y no sólo me ha gustado, sino que me ha parecido de lo mejor de lo visto. Muy triste lo mío, lo sé…

 

givenchy hc 2010

  • Veo esto y me pierdo. Si es que no tengo personalidad…
  • ¿Será el brillito, que me ciega?

 

Post Data: Mil gracias a los que, de un modo u otro, me habéis consolado con vuestras palabras y comentarios. No sabéis lo agradecida que estoy. Y otra cosa, aunque haya sido de modo silencioso, he seguido leyendo todos y cada uno de los posts que habéis publicado. No he tenido ánimos para comentar, pero he estado, de veras.


¿Sabías que….

Lunes, 17 noviembre 2008

 

765706H

…Madonna puede ser la nueva imagen de Louis Vuitton para su nueva temporada? Lo que en un principio parecía sólo un rumor, poco a poco va tomando cuerpo. Además, se comenta que Steven Meisel sería el fotógrafo de la campaña. Y no lo digo sólo yo, lo dicen en WWD.

 

tienda marc jacobs pepe barroso

 

…la operación por la que Marc Jacobs abrió tienda en Madrid se la debemos a Pepe Barroso? Pepe Barroso era aquel señor que en los años ochenta nos llenó a todas las niñas de lazos de algodón en la cabeza, gracias a su marca estrella Don Algodón. Además, hizo que su colonia fuera la más deseada entre esas mismas niñas, aunque no hubiera nada más empalagoso en el mundo mundial. Bueno, pues fue él el que se empeñó en esa apertura y Robert Duffy, el presidente de Marc Jacobs, se fió de él y fue por ello que abrieron en Madrid. ¿Quién nos lo iba a decir? Cosas de la intra-moda.

 

actor_Miguel_Angel_Silvestre_papel_Duque

…El Duque viste de Zara? Para aquellas personas cultas que no ven este tipo de televisión (o ningún tipo, que también puede ser) os diré que El Duque es un personaje de una serie de nombre espantoso donde los haya, llamada Sin tetas no hay paraíso. Bueno, más bien es El Personaje.  Se trata de un narcotraficante enamorado hasta los tuétanos de una señora llamada Catalina. Pues según la estilista de Telecinco, que también escribe un blog, toda la ropa que lleva El Duque es de Zara, con algunas concesiones a C&A. Que yo digo, ¿No se supone que un narcotraficante gana el dinero suficiente para comprar en las mejores marcas? Porque, vamos, yo no me pongo en contra de la ley para comprar en Zara, sinceramente. Pues él parece que sí.

Y finalmente, con permiso de  Di, una última adivinanza:

 

adivinanza

 

¿Quién es este niño? Una pista: ahora ya no es un niño, es todo un señor ¿? o algo así.

 

¡Feliz semana!


¡No te lo pongas!

Miércoles, 9 julio 2008

what not to wear tlc

Imagina que un día, dos desconocidos aparecen en tu casa, o en tu lugar de trabajo, o en el lugar en que te reúnes con tus amigos o familia, y te ofrecen 5000 euros para gastar en ropa y de paso, dar un giro absoluto a tu look (peluquería y maquillaje incluido)

El plan parece de lo más tentador, pero existen unas reglas: debes renunciar a toda tu ropa, sometida previamente a su veredicto y a una serie de normas de estilo para gastar el dinero que te han ofrecido.

Este es el argumento del programa what not to wear o ¡No te lo pongas! en su traducción española. Este programa comenzó en la BBC y posteriormente saltó el charco para ser adoptado por los americanos, en concreto, por la TLC. Actualmente, la versión americana está siendo emitida por el canal People and arts y me confieso enganchada.

Por si alguien desconoce el programa, el argumento es el siguiente: algún conocido de la persona a transformar, se pone en contacto con ellos. De este modo, una serie de cámaras ocultas observa al que denominaremos víctima para ver cómo viste en su vida cotidiana. Además, sin conocimiento de la víctima entrevistarán a su familia y amigos para que expliquen porqué creen que debe cambiar su look. Una vez aceptada su nominación, los presentadores, Stacy London y Clinton Kelly, aparecerán en plan Sorpresa, Sorpresa ante la víctima y le ofrecerán una tarjeta de crédito por el valor de 5000 euros, explicándole que debe acompañarles hasta Nueva York durante una semana y someterse a sus normas.

Todos aceptan y se trasladan con toda su ropa hasta el despacho de Stacy y Clinton. Este es el momento más divertido para el sádico televisivo que todos llevamos dentro. Con la ropa colgada en burras y con un espejo de 360 grados, critican sin piedad a la víctima: sus faldas, sus pantalones, sus camisas, su pelo…Nada escapa al sadismo de esta pareja. Como remate, colocan un cubo de basura gigantesco en mitad de la sala en el que van tirando toda la ropa, ante la mirada atónita o disgustada de la víctima.

Después llega la segunda parte, le dan una serie de normas sobre la ropa que más le favorecerá y le sueltan por la Gran Manzana para que compre a placer. Lo que para mí sería un disfrute absoluto, se convierte en un suplicio para estos concursantes. Como en el fondo se resisten al cambio, se rebelan a comprar la ropa propuesta y es cuando Stacy y Clinton aparecen en la tienda y le obligan a seguir las normas.

Tras dilapidar el dinero, pasan a chapa y pintura, vamos, a peluquería y maquillaje. Esto también les disgusta bastante, en especial a la mujeres melenudas de la América profunda.

Por último, aparecen espléndidos, primero ante los presentadores y porteriormente ante la familia, que los recibe como si se tratara de una estrella del rock. El final nos muestra a la víctima feliz de la vida con su cambio estético, que generalmente también ha cambiado su vida.

Me encanta este programa y me gustaría ver la versión española. Sobre todo, me divierte pensar en quién se merecería este cambio. Me hago dos preguntas:

¿Qué famoso nacional merecería la tijera de Stacy y Clinton?

Y yo ¿me sometería a sus normas con tal de tener una tarjeta de crédito de 5000 euros para gastar en ropa? A ver: 5000 euros, todas las tiendas a mi disposición, sesión de peluquería y maquillaje… No sé, no sé, tendría que pensar.

EDITO: ESTE BLOG NO TIENE NINGUNA RELACIÓN CON EL PROGRAMA “NO TE LO PONGAS”, POR LO TANTO, NO ES POSIBLE QUE, DEJANDO UN COMENTARIO AQUÍ, SE PUEDA PARTICIPAR EN DICHO PROGRAMA.

POR FAVOR, ABSTENGANSE DE COMENTAR AQUÍ SOLICITANDO UNA PARTICIPACIÓN EN “NO TE LO PONGAS”, PORQUE, REPITO, YO NO TENGO NINGÚN TIPO DE RELACIÓN CON EL PROGRAMA.

GRACIAS.


Mi "Sexo en Nueva York"

Miércoles, 25 junio 2008

 

Boda SATC

 

Descubrí Sexo en Nueva York  (o SATC por aquello del ahorro lingüístico) como se descubren las grandes cosas: por casualidad. Pusimos en casa el Canal Digital y en uno de sus canales, en concreto en Cosmopolitan, emitían una serie a la que me enganché de inmediato. Era distinta, mordaz, divertida, insolente, y presentaba a las mujeres de un modo que nunca había visto antes: como absolutas protagonistas de la trama pero sin caer en sentimentalismos baratos. Me encantó. Todo esto fue mucho antes del furor que desató con el tiempo, porque cuando yo la ví, aun nadie hablaba de ella, al menos en España.

Lo que vino después ya es historia antigua y no voy a descubrir nada que ya no se haya dicho un millón de veces. Lo de la relación de la serie con la moda fue bastante posterior, al menos de modo tan exagerado como lo fue en las últimas temporadas. En un primer momento, la moda era un elemento más.

Cuando, después de tantos años de acompañar a este grupo de amigas a través de todas sus aventuras, la serie se despidió, quedé falta de una serie que me cubriera esa cota de superficialidad divertida. Aún no he encontrado otra serie así, pero aparecerá como apareció SATC, por casualidad.

Obviamente, teniendo en cuenta estos antecedentes, esperaba ansiosa el estreno de la película. Encontrarme nuevamente con ellas, era como recuperar a unas viejas amigas. Y no, la película no me ha decepcionado en absoluto, es más, me ha encantado. Sí, ya sé que la trama es una llamada al sentimentalismo facilón (no desvelo nada, porque eso ya se ha comentado muchas veces) y no llego a entender porque asimilan madurez a sufrimiento, pero en cualquier caso, hay muchos momentos que me hicieron reir y recordar porqué me encantaba la serie.

En cuanto a la moda, pues saturación absoluta. Ocurre como en esa famosa frase de “O veo la película o leo los subtitulos”. En mi caso, o veía todos los estilismos, o prestaba atención absoluta a los diálogos. En un esfuerzo sobrehumano presté atención a ambas cosas, aunque salí del cine con la sensación de que tendrían que habilitar pases dobles para prestar atención a una cosa o a la otra en cada uno de los pases.

Eso sí, lo que hice nada más llegar a casa es conectarme a amazon y pedir el libro en el que aparecen todos los estilismos desglosados y con el nombre de cada uno de los diseñadores. Y estoy deseando que llegue ya. Al menos calmará mis ganas de más, hasta que tenga la película en DVD y la pueda ver tranquilamente en mi casa otras mil veces.

Lo mejor de la película: la ropa, el vestidor de Carrie, los Manolos, la sesión de Vogue.

Lo peor de la película: Se echa de menos más trama para Charlotte, un poco más de humor.

Preguntas sin respuesta: ¿Dónde guardan toda esa ropa? ¿Dónde está el collar con el nombre de Carrie? ¿Por qué el guión parece sospechosamente basado en Mujeres de Manhatan de la misma autora de SATC? ¿Cuánto habrá pagado Chanel porque aparezca toda su colección de bolsos?

¿Habrá segunda parte, será cierto lo de la trilogía? Al menos yo, espero que así sea.


Ana no es tu amiga

Martes, 10 junio 2008

 

Si introduces thinspiration pictures en google se abren ante tí la friolera de 246.000 entradas. Debo confesar mi desinformación absoluta sobre este tema hasta el sábado por la noche, en que un insomnio impenitente me hizo terminar viendo La noche temática de la 2. Sí había oído hablar de los grupos pro-Ana y pro-Mia, pero no sabía de su progresión en la red. El programa constaba de tres reportajes, el primero de los cuales me dejó literalmente atada al sofá hasta su finalización. Tres puntos de vista de tres chicas, relacionadas de uno u otro modo con estos grupos que proliferan en la red y que intentan vender una imagen errónea de belleza, especialmente en adolescentes muy jóvenes.

La primera era una chica, ciertamente guapa, que quería adelgazar para ser glamourosa en su baile de secundaria. Buscaba inspiración en la red, en estos foros y páginas, que le mostraban fotos como ésta:

 

medium_thinspiration

 

Su ídolo era Mary Kate Oslen, aunque poco a poco iba encontrando bellas estas fotos, muchas veces manipuladas por las propias páginas para parecer más delgadas. Ya no quería ser glamourosa, quería ser escuálida. La chica llegaba a confesar que había días que había ingerido únicamente 200 calorías.

La segunda chica, que recuerdo que se llamaba Feodora, también se había enganchado a este tipo de páginas. Tras adelgazar hasta la enfermedad, había sido ingresada en un centro y le habían prohibido todo contacto con la red.

La tercera chica presentaba el caso más sangrante. Al contrario que las otras, que apenas llegaban a los 17 años, tenía 26 años. Ella misma había fundado un grupo pro-Ana y se permitía el lujo de dar consejos a otras chicas para engañar al cuerpo cuando pedía comida y conseguir la delgadez extrema. Incluso llegaba a acoger a una muchacha de 18 años a la que aconsejaba sobre dietas y sobre cómo esconder las cicatrices de los castigos autoinfringidos.

Me quedé petrificada, la verdad. No pretendo soltar ningún sermón sobre la delgadez o sobre la salud. No es el tema de este blog y yo no soy ninguna experta.

Pero de verdad, esto no es belleza. La belleza es salud, no la delgadez hasta la muerte. Entrar en estos foros y páginas es entrar en un círculo vicioso. Y es muy peligroso, porque alienta a gente muy joven.

Además, esto no tiene nada que ver con la moda. La asociación me indigna. Existe la moda y en la moda hay gente delgada, por supuesto, pero no creo que a estas niñas las influya tanto ver a las modelos como su propio círculo de amistades. En muchos casos, es peor la amiga (o la prima, o la madre) que las revistas. En el documental de la 2, quedaba bastante claro que las motivaciones de estas chicas no tenían nada que ver con lo que dicte un diseñador o una casa de modas.

A mí me gusta la moda. Pero Ana no será nunca mi amiga.


90210 nuevamente en sus pantallas

Miércoles, 21 mayo 2008

 

Beverly-Hills-90210 old

new90210 2

 

Volvamos a jugar a las siete diferencias entre las fotos superiores. Bueno, vale, la verdad es que sería más fácil jugar a las siete similitudes, teniendo en cuenta el look que se marcaban los chicos de la foto superior. Pues no os imagináis hasta que punto llegaron a ser todos esos chicos importantes para mí, y por extensión para toda mi generación (al menos para la parte femenina de mi generación). Se trataba de Beverly Hills, 90210, aunque a este lado del océano el título que se sacó de la manga el creativo de turno (debía tener el mejor día de su vida) fue el de Sensación de Vivir.

Sí, sé que con los años suena de lo más hortera, pero yo adoraba  esa serie. El domingo a media tarde, el mundo se paralizaba alrededor del televisor para ver las aventuras y desventuras de los hermanos mellizos Brandon y Brenda Walsh  y de toda su troupe de amigos adolescentes. El romance entre Brenda y el duro-tierno de Dylan (ya con problemas de alcohol el pobre, aunque la cantidad de dinero que manejaba lo hacía más llevadero) era tan popular que llegué a tener una amiga que subordinaba los “avances” con su novio al ritmo marcado por la pareja televisiva.

Mi favorita era Kelly, tan guapa, tan rubia, tan rica, que empezó mirando por encima del hombro a Brenda y terminó a sus pies. Kelly terminó emparentada con David, al que odiaba, ya que sus padres se enamoraron y se fueron a vivir juntos, con lo que David terminó siendo su hermanastro. El chaval no tenía precisamente buen ojo, pues terminó perdidamente enamorado de Donna, que no era la más guapa del lugar, pero tenía muy buen corazón (y era la hija del productor ejecutivo, que todo cuenta). Posteriormente, Kelly se transformó en la mala de la historia cuando se ligó a Dylan, aunque posteriormente terminó con Brandon (qué carrerón).

Sí, sé que era todo un culebrón, pero también era el sueño de toda adolescente: ser guapa, poder comprar en las mejores tiendas, ir en los mejores coches y tener una vida de ensueño. A mis dieciséis años todo aquello me parecía el summum de una vida plena.

¿Y a qué viene esta confesión sobre mi adolescencia y sobre la serie que más me marcó? Pues a que parece ser que vamos a tener una segunda parte de Sensación de Vivir, ahora titulada únicamente 90210. El spin off está ya en marcha y ya circulan por youtuve las primeras imágenes de la serie. La cadena CW vuelve a confiar en el público adolescente para sobrevivir, tras dos temporadas, una fuerte y otra mucho más floja, de Gossip Girl.

El casting incluye los siguientes actores: Dustin Milligan, AnnaLynne McCord, Jessica Walter, Shenae Grimes, Tristan Wilds, Lori Loughlin, Ryan Eggold, Jessica Stroup y Michael Steger. Aunque actualmente son unos perfectos desconocidos, no dudo de que se convertirán en las caras de moda en pocos meses.

Como cebo para los maduritos que seguimos la primera versión, parece ser que Jenny Garth (la guapa Kelly) retomará el papel de la serie inicial, ahora convertida en consejera estudiantil.

Egoistamente espero que la serie tenga éxito, que me haga recordar aquella época, que los estilismos sean dignos de ser mencionados y que las apariciones públicas de los nuevos actores sean jugosas. Sí, sé que estoy pidiendo demasiado, pero todo sea por revivir una buena época de mi vida…