Perlas de viernes

Viernes, 29 agosto 2008

 

¡Hay que ver las cosas que una se encuentra cuando navega! Dudaba seriamente entre dedicarles un post a una serie de joyas del diseño  que he encontrado en la red o ahorrar el sufrimiento de aquellos que se dispusieran a leer este blog en el día de hoy.

Dado que el nivel del post anterior no había llegado demasiado lejos, me daba la sensación de que con éste me iba a enlozar de todas, todas, pero aún así,  como es viernes, como estoy harta de ver colecciones de otoño que no me puedo poner porque ahora mismo en la calle el calor es inhumano,  y como, qué demonios, me apetecía echar una risas, ahí van mis perlas de viernes:

1. Top-sujetador que se ilumina en la oscuridad. Con este prenda, ya quedan claras las altas cotas a las que llegará esta entrada. La casa francesa Lumigram lo ha diseñado para discotecas, fiestas. Tiene una autonomía de 12 horas y puedes encenderlo y apagarlo a tu antojo.

 

Lumigram-LumiTop-Bras

 

¿Verdaderamente hay alguien capaz de vestir algo así?¿Quizás en algún lugar de costa de estos llenos de guiris que no ven por donde andan? Ya me veo a las vendedoras ambulantes de las discotecas ofreciendo los sujetadores junto con las rosas y los muñequitos… Útil también para novias despistadas con novios no celosos…

 

2. Anillo-desayuno inglés:  Diseñado por Hannah Zakari, cuesta 26 libras y sólo con mirarlo ya engorda:

 

anillo desayuno

 

¿Quién desea un anillo así? ¿Funcionaría, quizás como anillo de pedida de una camarera de restaurante de hotel con novio de lo más gracioso?

 

3. Mochila “El ciervo a la espalda”: Los diseñadores reconocidos internacionalmente también pueden formar parte de estas perlas de viernes, ya que son humanos, como todos nosotros, y también cometen errores. Mochila diseñada por Stella McCartney para Le SportSac.

 

stellamccartney_lesportsac_mochila

 

Más allá de lo estético del producto, sólo puedo preguntarme por su utilidad, porque sí, tiene muchos cuernos, pero poco fondo y no sé qué pude caber ahí.

 

Después de mostrar algo así, sé que no puedo pretender hacer de este blog un escaparate serio sobre moda, más que nada, porque esto no es moda, sino otra cosa que no alcanzo a definir, pero es viernes, estoy cansada y sólo quiero reir. Ya me volveré profunda el lunes (o no, no sé).

¡Feliz viernes!


Marc Jacobs se quiere pero yo prefiero a Brad y George

Miércoles, 27 agosto 2008

 

No pensaba postear hoy pero es que hay temas que no pueden dejarse escapar. Como diría La Divina, de desprendimiento de retina.

Desprendimiento número 1. Leo sorprendida las declaraciones de Marc Jabobs respecto a sí mismo:

 

marcjacobs_newyorkerprofilesep

 

“Estoy realmente feliz con el aspecto que tengo cuando mi miro a mí mismo en el espejo. Paso horas en el cuarto de baño ahora. ¡Yo que solía pasar cinco minutos! Pero ahora me gusta tomar una ducha, me gusta el champú en mi pelo. Me gusta ponerme hidratante. Me gusta lucir joyas… Y me gusta el hecho de que la gente haga comentarios de mi apariencia. ¡Yo trabajo en esas cosas!”

Eso es amor del bueno…y quererse a uno mismo es tan importante….

Reconozco que el cambio que ha experimentado este hombre es realmente asombroso. Una buena dieta y horas de gimnasio pueden hacer cambiar a una persona totalmente y ese es el ejemplo. Otra cosa distinta es hacer públicos los pensamientos sobre uno mismo, por mucho que uno se guste. ¡Un poquito de humildad, señor Jacobs!

 

Desprendimiento número 2. Y es que a otros no les hace falta ser humildes, sólo faltaría… Pero son solidarios y aparecieron así en la gala de caridad Not On Our Watch que se celebró en el Hotel  Cipriani  en Venecia. Sobran las presentaciones, y los comentarios:

 

brad-pitt-not-on-our-watch-07

 

¡Feliz miércoles!


T de Cortefiel y actividades solidarias

Martes, 26 agosto 2008

 

El otro día recibí un correo electrónico en el que Cortefiel me invitaba a conocer su nueva colección dirigida a un público más joven. Supongo que todos vosotros también habéis recibido dicho correo, así que excuso exponer su reflexión respecto a la importancia de los blogs y la información que transmitimos, aunque la verdad es que las palabras bonitas siempre se agradecen. Lo que sí reproduciré será el texto de presentación de la colección:

 

Ya podéis encontrar en las tiendas de Cortefiel mujer la nueva colección T

Dirigida a jóvenes urbanas y actuales a las que les gusta vestir la última tendencia, aprecian la calidad y viven la ilusión por la moda

Ve a conocerla, te sorprenderá

 

Y la colección es la siguiente:

 

T-Cortefiel-011186B

 

T-Cortefiel-011427B

 

T-Cortefiel-011673B

 

Como soy una persona de lo más responsable, el sábado no pude evitar entrar a ver cómo era la colección en una tienda de Cortefiel. Lo primero con lo que me encontré fue con el total desconocimiento por parte de las dependientas de qué era esa nueva colección. Finalmente, la encargada, muy amablemente me la mostró. Me dijo que era sólo un avance, pero que esperaban una colección completa en un período reducido de tiempo.

¿Lo que ví? Pues poca ropa (al menos de momento, esperaremos a la colección completa); ciertamente más actual que el resto de la línea de Cortefiel, bastante calidad en cortes y tejidos, algún guiño a las nuevas tendencias (en particular me llamó la atención un abrigo sin mangas), pero bastante más cara que la línea con la que creo quiere competir directamente: Zara Woman. Lo que ví se parecería más a Massimo Dutti, aunque la calidad me pareció mayor.

Como había tan poco material, no puedo aventurarme a generalizar lo que será la colección, pero me dio una impresión grata, aunque no sé hasta qué punto llegarán al público más joven, sobre todo por los precios. Esperaremos a ver qué pasa…

 

 

Otro tema, otra información a través de correo electrónico que creo estoy en la obligación moral de publicar, ya que se trata de una causa solidaria. Aprovechando que el próximo día 31 se celebra, el Día Internacional de la Solidaridad, la empresa camisetasolidaria.com nos invita a visitar su web. He aquí alguno de los diseños que venden a través de ella:

 

camiseta solidaria 

¡Feliz martes!


¿De verdad vuelven los peores 80?

Viernes, 22 agosto 2008

 

Durante las últimas temporadas, hemos venido escuchando machaconamente la cantinela de que los ochenta estaban aquí y que estaban para quedarse. Al principio, reconozco que la cuestión tenía su gracia y recuperamos tan contentos para nuestros armarios los pantalones pitillo y las camisetas de grupos de rock.

pitillo tshirt

La pasada temporada, los diseñadores, nostálgicos empedernidos, volvieron a dar otra vuelta de tuerca al tema, esta vez atacando directamente a mis peores recuerdos de juventud con el accesorio más “ortopédico” de mi vestuario de aquel entonces: la hombrera.

 

Hombreras de Gucci

Afortunadamente, la tendencia no pareció calar demasiado hondo y no me he encontrado demasiada gente luciéndolas (exceptuando las mujeres de cierta edad, que nunca se apearon de ellas).

Esta temporada, a la vista de las siguientes pruebas, parece que mis peores pesadillas se van a convertir en realidad.

Prueba 1. El pantalón lavado a la nieve: Ya me referí a él en un post sobre mi adolescencia. Nunca pensé que regresaría, pero lo he visto en Topshop y aún no puedo creerlo:

 

topshop stone jeans

 

Prueba 2. El baggy pant. Como dice Vivi, da igual cómo los llamemos. Estos pantalones son los clásicos en los años ochenta. De tiro alto, con pinzas y estrechos en la parte baja de la pernera. Todos los que vivimos en los ochenta los hemos llevado. Entonces no eran nada favorecedores (sólo hay que buscar fotos antiguas para recordar), pero confieso que al menos, me probaré un par antes de descartarlos totalmente. Nunca sabes dónde puedes encontrar una grata sorpresa y en el fondo, me niego a creer que todos los diseñadores se hayan puesto de acuerdo en recuperar una prenda que no nos favorezca en absoluto. Habrá que darles un voto de confianza, ya que se supone que son los expertos.

 

baggy pants YSL

 Prueba 3. El pelo frito. Su recuerdo me produce escalofrío. Era como haber metido los dedos en el enchufe. Había dos modos de conseguirlo. El manual consistía en lavarte el pelo, con él mojado llenarte la cabeza de trencitas y esperar a que se secara para deshacerlas. El segundo método era ayudarte de una máquina. Existían unas placas que acoplabas a la plancha de alisado y te iban “friendo” el pelo hasta quedar como una escarola. Escalofriante. Pues bien, he aquí un par de fotos que me han puesto los pelos de punta (que no fritos, por fortuna). Las he visto en arrebatadora y aún me cuesta creer que sean actuales:

 

pelo_plancha

 

¿Hasta qué punto tiene que ser cierto que en la moda todo vuelve?

¿No sería mejor dejar algunas tendencias descansar y no recuperarlas nunca jamás?

¿Cómo llegarán estas tendencias a la calle?

Creo que personalmente cuento con el handicap de que algunas de estas tendencias ya las llevé en su momento y que posteriormente, terminaron pasando de moda y dejaron de gustarme (el pelo frito nunca lo llevé, la verdad, aunque sí llegué a tener la plancha). Si logro superar los recuerdos puede que me termine alegrando del resultado.

No creo que recupere los pantalones lavados a la nieve, ni el pelo frito, pero puede que lo intente con los baggy pants. No sé, no sé, tendré que pensarlo…

¡Feliz fin de semana!


Todo al negro

Martes, 19 agosto 2008

 

Con mi “incidencia” ya solucionada, vuelvo al mundo de los vivos para toparme con las nuevas tendencias que, a través de revistas y páginas web, nos informan de lo que se llevará y a través de las tiendas, intentarán vendernos, amparados en un tiempo ligeramente otoñal que parece patrocinado por El Corte Inglés y el Imperio Inditex.

Ya paseando por Zürich hace mil años el pasado julio, y teniendo en cuenta que su suave verano les hace adelantar tendencias venideras, pude observar hasta qué punto el color (o no color) negro va a arrasar literalmente esta próxima temporada. Un nuevo repaso a las diferentes colecciones sólo me ha hecho constatar lo evidente: se acabaron las frases tipo “el gris es el nuevo negro” o “el azul tinta es el nuevo negro”. Este otoño, el negro es el nuevo negro. Es el rey indiscutible y viene para quedarse.

Nada de medias tintas, la tendencia es el total black, sin concesiones a otras tonalidades, ni tan siquiera en los complementos.

Favorecedor como ninguno y refugio de tímidos y adolescentes, creo que todos en nuestros armarios tenemos “esa prenda negra tan socorrida” con la que contar en días poco inspirados.

Prácticamente todos los diseñadores han presentado colecciones con el negro como color básico:

 

Alexander Mc Queen, Balenciaga, Dsquared2, Fendi

negro-alexander mcqueen negro-balenciaga
negro-dsquared2 negro-fendi

 

Givenchy, Hermès, Jens Laugesen, Jil Sander

negro-givenchy negro-hermes
negro-jensLaugesr negro-jil sander

Lanvin, Marc by Marc Jacobs, Meadhan Kirchhoff, Nathan Jender

negro-lanvin negro-marcmarcjacobs
negro-meadham kirchhoff negro-nathan jender

Hussein Chalayan, Prada

negro-Hussein chalayan negro-prada

 

Este otoño, en el que me he propuesto comprar poco y jugar con la versatilidad, este tendencia al negro está a mi favor. Por fin la moda parece ponérmelo fácil, así que tendré que aprovechar. Voy a buscar en mi armario todas las prendas negras que atesoro desde hace años. Creo que van a vivir una nueva juventud…

¡Feliz martes!


Por circunstancias ajenas a mi voluntad…

Martes, 12 agosto 2008

 

 

a hand goodbye

 

…tengo que abandonar momentáneamente este blog. Como no es por vacaciones, no sé exáctamente cuánto tiempo voy a tardar en volver a escribir.

Intentaré conectarme alguna vez, al menos para responder a los comentarios, y para comentar los blogs “amigos”, pero no voy a ser dueña de mi tiempo y no sé hasta qué punto esto va a ser posible.

Si todo sale como espero, la próxima semana estaré de nuevo por aquí (nadie se va a librar de mí tan fácilmente), pero reitero que no sé cuándo.

¡Hasta pronto, nos vemos a la vuelta!


Un premio y un intento de ecología frustrado

Viernes, 8 agosto 2008

El miércoles estuve de tiendas. Aprovechando los minutos anteriores a la entrada al cine en el día del espectador (la economía está bastante achuchada y hay que intentar ahorrar de donde se puede), recorrí las tiendas del centro comercial, en la búsqueda de la rebaja más ínfima, que es la que se suele dar a estas alturas.

Decidí pasar a H&M, cómo no, aún a sabiendas de que sus rebajas suelen ser bastante decepcionantes. Desde principios de la temporada ando detrás de un collar con una bola plateada que he ido mirando y remirando y dejando nuevamente en su lugar, con la esperanza vana de que le llegara el ansiado 50 por ciento que lo llevaría a mi casa y a mi cuello. Ante mi indecisión, su decisión: quitarlo del estante y volverlo a sacar con la nueva colección. Sí, sé que por la miseria que costaba, debería habérmelo llevado en mayo, pero la posibilidad de una rebaja (que también hubiera sido una miseria) sacaba mi lado usurero a flote. El caso es que el miércoles le vi nuevamente brillando para mí en la sección de complementos y me dije “Nena, no te queda otra que comprarlo al precio original, que sino, al final te quedas sin él”.

Lo cogí, feliz de que al menos se hubieran dignado a recuperarlo para esta temporada y me fui a la caja. Como susurrando a mi oreja derecha, oí una vocecilla que me decía “Sé ecológica y llévatelo sin bolsa”. Esa voz era fruto de la insistencia machacona de todas las revistas de moda, que desde que descubrieron la palabra eco, ésta aparece incluso más que Chanel, o incluso que Poder, una palabra con la que parecen obsesionados. En todos estos artículos en pos de una vida más ecológica, que debo confesar que sólo hojeo, insistían en que nos lleváramos nuestras propias bolsas a las tiendas, para evitar las bolsas de plástico, tan horriblemente contaminantes y con las que se ahogan pajaritos y ballenas (ambos por igual).

Im not a plastic bag

Así pues, al ver a la dependienta sacar la bolsa para introducir el colgante, y dado su tamaño (y que pensaba colocármelo según traspasara la puerta) le dije “No me des bolsa, no me hace falta”.

Muy ofendida, me miró y me dijo “Lo siento, pero estamos obligados a dar bolsa”.

Yo, en un arranque de valentía (o insensatez, según se mire) le respondí “Pues qué poco ecológico”.

Ahí se desató la ira de la dependienta. “Señora, en H&M somos muy ecológicos en otras cosas, pero yo no puedo consentir que usted salga de la tienda con el producto en la mano”.

Yo pensé, “Si no va a ir en la mano, va a ir en el cuello”, pero la verdad es que no quise seguir teniendo una polémica estéril con una chica, que embebida del espíritu corporativo, ni siquiera iba a escucharme. Así pues, cogí el colgante, lo saqué de la bolsa, ésta la deposité en mi bolso y el colgante me lo coloqué.

Cuando llegué a casa, tiré la bolsa a la basura (a la de plásticos, por supuesto) y con ella se me fueron todos mis intentos de ser ecológica. Al menos, se me quedó la conciencia tranquila, pero eso no valió para mucho y lo siento por las ballenas y los pajaritos. Yo hice lo que pude.

Otra cuestión:  mi querida Thesil me ha honrado con un premio que me ha hecho una especial ilusión, ya sea porque el verano ha sacado mi lado tierno, o porque hacía tiempo que no recibía ninguno. Es éste:

otro_premio[1]

Mil gracias, Thesil. Yo, por mi parte, ya que Thesil ha premiado a casi todos los que yo premiaría, quiero entregarle este premio a Sa, por ser tan dulce, a Cyrano, por ser tan divertido, a David L., porque, aunque me temo que no es muy de premios, tiene el blog más adictivo de los que conozco y por último y sobre todo, a mi niña Namy, porque, aunque ya se lo entregó Thesil, nada es poco para intentar alegrarla en circunstancias como la suya.

Por extensión, quiero hacer mención a todos los que seguís por aquí en agosto, que visitáis este blog cada día y sobre todo, a los que comentáis. Os daría el premio a todos, pero sé que algunos no sois demasiado de estos temas así que os respetaré. Pero que sepáis que estáis premiados. Muchas gracias.

¡Feliz fin de semana!