Perlas de viernes: el bolso del amor, el bolso del oido y gafas complicadas

Jueves, 26 febrero 2009

 

Sí, ya lo sé, lo he vuelto a hacer. He vuelto a escribir perlas de viernes en jueves, pero, qué queréis, la semana ha sido muy raruna, he posteado de modo caótico, y qué mejor modo de terminar que con las perlas en un día que no les corresponde. Puestos a ser raros, pues raros hasta el final.

1. El bolso del amor

Como va de caos el día, pues me planto con un bolso de San Valentín a estas alturas del mes. Pero el amor es el amor, y nunca pasa de moda (anda, cómo lo he llevado a mi terreno, que sibilina) lo cuento hoy y me quedo tan ancha.

Nuestra querida J.Lo, se presentó el día de los enamorados con este bolsito:

 

cartera jlo

Me encanta la foto. Ella con la carterita así, cerquita del corazón y cerquita de esos pendientes tan sencillos. Él con cara de viborilla a punto de atacar… ¡ay, qué bonito es el amor!

El bolsito es un diseño de Judith Leiber y cuesta la nada despreciable cantidad de 2195 dólares, que es estupendo si tienes el dinero, pero, fuera de la fecha de San Valentín, ¿Cuánto más uso puedes darle? ¿Es útil para llevarlo a la playa con la crema bronceadora y la toalla? No. ¿es útil para llevar a clase con los apuntes? No ¿Es útil para lanzarlo a tu esposo cuando el amor se trasforma en odio? Sí. Un buen lanzamiento, un poco de puntería y le puedes arrear un corazonazo de los que hacen época. Además, después de lanzarlo, si el bolsito se estropea, siempre le puedes decir la frase “me has roto el corazón” que nunca antes una metáfora va a ser tan real…

Claro que, si quieres ser arisca, nada como el segundo bolso.

2. El bolso del odio

Si quieres un bolso de Aquí estoy yo sin duda, este es tu bolso. No sé hasta qué punto será cómodo tener un asa como ésa, pero impactante lo es un rato.

 

bolso del odio

 

Lo han creado en rich-in-craft, y como están tan seguros de su creación pues si entráis en su página, podréis ver las mil y una maneras de utilizar el bolsito y lo práctico que es. Como soy maléfica, yo me lo estoy imaginando en el Metro. ¡Qué útil resultaría!

 

Por último, una pequeña visita a la Parada de los Monstruos, que últimamente la tenía un poco olvidada. Vaya por delante que soy una tía muy permisiva y que respeto los gustos de todo el mundo (¿quién soy yo para juzgar a nadie si suelo ser un desastre?), pero es que hay cosas por las que no paso.

Los que me conocéis de tiempo, sabéis que el tema ojos es un tema delicado en mi caso, así que suelo cuidarlos mucho y procuro tenerlos protegidos. Así que, hay cosas que se utilizan en los ojos que escapan a mi comprensión. En este caso, el look de Rihanna y el de Beyoncé, son dos claros ejemplos de lo que no puedo utilizar para mí misma:

 

rihanna_beyonce_wackeyewear

 

El primero me recuerda a la época del cole. Me explico, que así no habrá quedado nada claro. ¿No teníais en vuestra clase algún niño que tenía que llevar el ojo tapado porque lo tenía vago? Yo sí, y seguro que la niña a la que le ocurría hubiera sido feliz si hubiera tenido ese parche con brillantitos en vez el de color carne que ella tenía que llevar. El segundo directamente me enerva. Sería físicamente incapaz de llevar esa cortinilla en los ojos. Me pongo nerviosa sólo de pensarlo.

¿En serio alguien puede ir tranquilo con esas cosas en los ojos? Será que soy muy poco moderna…

 

¡Feliz fin de semana (aunque sea con adelanto)!

Via: The bag Lady


And the T-shirt goes to….

Martes, 24 febrero 2009

 

Bueno, bueno, bueno…

Por fin, aunque con bastante más retraso del deseado (por mí y por vosotros, supongo), aquí está el resultado del megasorteo, de ese que será recordado en los anales de la historia blogosférica como un hito nunca antes (y nunca después) visto:

¡El sorteo de la camiseta de Madonna!

Os pongo las fotos que atestiguan el hecho:

 

DSC02017

DSC02018

DSC02025

DSC02027

 

El número es el 777 y la ganadora….

¡¡Gilda de Dos mujeres y un vestido!!!!

 

(aplausos, aplausos)

 

En breve me pondré en contacto con la afortunada para que me proporcione la dirección a la que quiere que le envíe la camiseta y el Manifesto.

¡¡Muchas gracias a todos por participar y suerte para el siguiente!!


Mi fin de semana cibelino (parte 2: domingo)

Martes, 24 febrero 2009

 

El domingo fue más tranquilo. Más pasear, más disfrutar del CibelEspacio, más uso del gratis total y también paseos por el chiringuito de los nuevos diseñadores del Ego. Pero al igual que el sábado, tres desfiles.

1. Alma Aguilar.

Castigada con la primera hora del domingo, su interesante desfile se vio perjudicado por el trasnoche del sábado. No muchos parecían dispuestos a madrugar en domingo.

 

 

 

cibeles otoño alma aguilar

Una colección de colores empolvados y blancos-negros, con vestidos vaporosos y faldas cortas, con mucho vuelo o con volantes. Una colección clásica pero actual.

Me declaro absolutamente enamorada de sus pantalones (tan fantásticos que son difíciles de describir sin quedar exagerada) y de la cazadora de cuero de color rosa pálido de la foto central. Si hay algo que tengo claro es que en septiembre estaré puntual en su tienda para verlos aún mejor.

2. Kina Fernández

Nuevamente oversize (la gran tendencia de la temporada), con mezclas de estampados inteligentes.

cibeles otoño 2009 Kina Fernandez

Chaquetas armadas, pantalones tobilleros y abrigos con cierto toque capeado. Estampados en rojos y ocres con cuadros o rombos. La noche para la diseñadora es brillante, pero siempre en dorados o cobres.

3. Miriam Ocáriz

Me despedí de Cibeles con el mejor sabor de boca que una se puede llevar. El desfile de Miriam Ocáriz fue tan fantástico que tendría que poner fotos de todo para ser justa con lo que me gustó.

Mezclas blanco-negro en diferentes estampados (incluida la pata de gallo) con concesiones puntuales o totales para el rojo

Cibeles otoño 2009 Ocariz 1

Sus estampados y su mezcla de colores, en principio tan contrastados, pero que funcionan, siempre ha sido lo que más me ha gustado de esta diseñadora. Si utiliza los estampados, éstos son personales y característicos.

Cibeles otoño 2009 Ocariz 2

 

El cuidado de los detalles, lo mejor de todo, desde esas medias rojas, esos zapatos (no pueden ser más divinos) o ¡esas calzas! que nos dejaron locos a todos.

Curiosidades y agradecimientos

-Las chicas de Alma Aguilar fueron absolutamente encantadoras, llegando incluso a acompañarme personalmente al Kissing room.

-Pasé la mañana con mi querida Mamen (el blog de moda), a la que encuentro de evento en evento. Con ella paseé por las tiendas de los chicos de El Ego. No compramos pero casi. También vinieron la diseñadora Helena Montes y su amiga Elena. Fue una mañana estupenda, con las cervecitas light y los trucos de belleza…

Comí con Mamen y, tan entretenidas estábamos que no me dí cuenta de que había llegado la hora del desfile de Ocáriz. ¡Llegué por los pelos! De verdad, fue estupendo compartir charlas contigo. ¡Hay que repetir!

-Nos cruzamos con Fernando (chic too chic), al que finalmente pude poner cara. No me extraña que consiga tantas fotos, es encantador.

-Un ratito en la tarde, repetí con Raquel (gratis total), con Tatel (trendy crew) y con Tomy (Pelluz) que entre pase y pase (es el fotógrafo de Vogue para las pasarelas) nos dejó unos ratos de risas. Fue corto, pero mereció la pena.

-También pude conocer, ver o volver a ver a otros bloguers: Bea (con dos bolsas…) Moni (Miss at la Playa)… ¡Encantada, de veras!

 

¡Qué gran fin de semana!

Edito: el sorteo lo vuelvo a retrasar, no tengo vergüenza… espero mañana…


Mi fin de semana Cibelino (parte 1: sábado)

Lunes, 23 febrero 2009

 

Lo que pensaba sería una tarde terminó siendo un fin de semana. Lo que pensaba sería un desfile, terminaron siendo seis. Quizás sea una actualización tardía (serán los desfiles del sábado) e incompleta (no son todos), pero será lo que yo he vivido en este gran fin de semana.

1. Francis Montesinos.

cibeles montesinos 1

Decir que Francis Montesinos hace moda, es decir demasiado poco sobre lo que se pudo ver en la pasarela. Francis Montesinos hace un espectáculo que se queda grabado en la retina por mucho que pase el tiempo. Con una primera salida que arrancó la ovación de todos los allí presentes, el resto del espectáculo no desmereció lo anterior. Llevó a las mejores modelos, todo el estilismo estuvo cuidadísimo hasta el último detalle y, por si fuera poco, en un par de ocasiones un grupo de bailarines amenizaron las pausas.

 

 

otoño 2009 pasarela-1

 

Cabareteras con labios rojos, vestidos ajustados y vaporosos, trasparencias, microfaldas, botas camperas, mezclado con estampados de Dalí fue lo que Montesinos nos mostró. Un gran desfile.

Me encantó su salida final:

cibeles montesinos 17

 

2. Amaya Arzuaga.

Con una pasarela llena de pantallas de televisión, las modelos fueron desfilando en pases alternos de claros y oscuros, con prendas que mezclaban fieltros, lanas y brillos, muy estructuradas, muy trabajadas, pero a la vez muy livianas.

 

otoño 2009 pasarela1

 

 

Los leggins de lentejuelas eran absolutamente espectaculares (hechos por las monjas de clausura de su pueblo) y los zapatos de Juan Antonio López, también. Si tengo que elegir una prenda, serían las capas y abrigos de pelo de cabra del Tíbet. De lo más llamativo.

3. Angel Schlesser

Una colección ligeramente ochentera, pero sin caer en sus peores tópicos. Pantalones tobilleros, altos de tiro, chaquetas oversize, hombros marcados, pero todo muy medido, muy elegante. Mucho blanco-negro con notas de color en los larguísimos guantes. Cuando sales de un desfile como éste, sólo tienes ganas de irte a la tienda más cercana del diseñador y decir “lo quiero todo”.

 

otoño 2009 pasarela2

La noche con Schlesser se viste con esmoquin, vestidos vaporosos y el juego de un sólo hombro descubierto.

otoño 2009 pasarela3

 

 

Siento que los collages sean tan cutres. Estoy aprendiendo, sed misericordiosos…

Curiosidades y menciones especiales

-Me hizo mucha gracia el apartado regalos de los diseñadores. Montesinos regaló arroz de Sueca y Arzuaga, vino de sus bodegas. Creo que entre los dos me han solucionado algún menú.

-El apartado gratis total, como diría Raquel, también era interesante, aunque lo exploté más el domingo, con cerveza Light y aperitivos variados, cafés, aguas y chocolate. Para estómagos llenos también había revistas y maquillajes, sesiones de fotos y masajes. No es que hubiera demasiadas cosas, pero era interesante.

-Lo peor, dentro del apartado desfiles fue el gentío formado en alguno de ellos. El tema famoseo, el sábado por la tarde fue una locura.

-Lo mejor de todo, todo, ha sido la compañía: gracias Tatel, por los ratos entre desfiles y por las risas en ellos, Raquel por el Nespresso anti-fatigas (aunque fuerza 3 sigue siendo demasiada para mí), a La Condesa por permitirme asistir en primera fila a su sesión de cool-hunting masculino, a Xavi, porque siendo tan divertido es estupendo compartir contigo aunque sea un minuto, aunque sea con esos cócteles del Kissing room, y a Tomy Pelluz, que conocí a través de su chica y al que he birlado todas las fotos que ilustran este post (espero que no te importe ni a tí, ni a Vogue)

Pero sobre todo, gracias Lujosa, porque sin ti todo lo demás no habría sido posible. Has sido mi hada madrina. Gracias de veras.

Pronto (procuraré esta tarde) postearé sobre lo que ocurrió el domingo, que además, de desfiles, también hubo buenos encuentros.

Sé que tengo pendiente elegir al ganador/a del premio. Al final no ha sido posible en el fin de semana. Intentaré hacer el sorteo esta tarde y publicarlo mañana.

Vía Vogue


Las diez reglas de estilo de Sonia Rykiel

Viernes, 20 febrero 2009

 

soniarykiel

Leo en Elle UK las reglas de estilo de la diseñadora Sonia Rykiel y como me han parecido la mar de interesantes y compartir es amar, pues aquí están para que toméis buena nota de lo que ser elegante. Las imágenes que acompañan el post corresponden a su colección prefall 2009.

1. Conócete a ti misma. Lo que cuenta es saber cómo te ves a ti misma, lo que debes mostrar y lo que debes esconder. Debes pasar más tiempo frente al espejo. Pocas mujeres prestan atención a esto.

sonia rykiel prefall 2009 1

2. Usa tu cabeza. Mi estilo corresponde a la imagen que tengo de las mujeres cercanas, que prestan atención a qué pasa en la calle, en política, en el mundo. Vestir es algo que también pasa en tu cabeza.

sonia rykiel prefall 2009 10

3. Recuerda el poder del negro. El negro es un color magnífico que te da un contorno como el trazo de un lápiz.

sonia rykiel prefall 2009 9

4. Añade algún destello. Me encantan los accesorios –bolsos, zapatos, broches, collares…- También me gusta llevar un pasador de brillantes o una flor en el pelo. Si tú llevas un LBD, un detalle brillante añade un toque simple pero bello a tu look.

sonia rykiel prefall 2009 3

5. Ten siempre un conjunto “salvador”. Es importante tener un outfit que siempre te funcione. Ese que sabes que te hará verte bien cuando tienes prisa.

sonia rykiel prefall 2009 6

6. Aprende el arte de hacer maletas. Siempre viajo con muchas chaquetas largas, negras, marrones y azul marino, y pantalones que hagan juego. Luego mezclo y hago conjuntos con los pantalones y las chaquetas.

sonia rykiel prefall 2009 7

7. Deja que tus pies hablen. Me encantan los zapatos excéntricos y llamativos con colores y grandes tacones, decorados con brillantes. Un pie bonito subraya un look y es una manera de definir un estilo.

sonia rykiel prefall 2009 8

8. Vístete para tí misma.  Por supuesto que la moda es importante, pero el modo en el que vives cuenta mucho más. Una mujer debe ser ella mima y debe vestir de acuerdo con quién es.

sonia rykiel prefall 2009 2

9. Seduce con tu estilo. Es muy natural ser sexy y seductora. Es un modo de ser. Puedes hacer mucho por ti misma prestando mucha atención a tu ropa, sabiendo que hay un largo o un determinado color que te funcionan.

sonia rykiel prefall 2009 4

10. Ignora los consejos de la gente. No deberías pedir consejos a otra gente y por supuesto, no a tu pareja. Es inútil. Sólo necesitas conocerte a ti misma. Eso es suficiente.

sonia rykiel prefall 2009 5

 

Espero que os sirvan.

¡Feliz fin de semana!

Vía Style, Elle


Intolerancia al vintage

Miércoles, 18 febrero 2009

 

SANY0097

Una de las visitas principales en mi lista de Londres era, evidentemente, la de las diferentes tiendas de ropa que pueblan la ciudad. Además de visitar la famosa Oxford St, en la que se encuentran todas las marcas de libre acceso y Bond St, con las marcas de acceso limitado (de mi bolsillo, se entiende), queríamos ver Carnaby St y sobre todos los mercadillos de Camdem y Portobello.

Aunque en Portobello pude ver algunas tiendas de ropa antigua, que, aunque no sea apropiado también llamaré vintage por aquello de acortar (para más información, nada como leer este post de mi querido Sr. Q) lo realmente grande llegaría cuando fuimos a Camdem. Allí la segunda mano y el mal llamado vintage surgen como si de setas en otoño se tratase. Una plaga, vamos.

Y claro, todos los modernos y modernas del lugar, que se pasean para arriba y para abajo por las tiendas de la zona, pues llenan todas las tiendas y compran, por supuesto.

Prometo que yo iba con la mejor intención. Ya había probado en alguna tienda en Madrid y el resultado, si no demasiado exitoso, sí había sido interesante. Además, teniendo en cuenta cómo lucen este tipo de ropa celebrities del mundo y blogueras prestigiosas, yo iba con toda la ilusión de que una prenda antigua hiciera brillar el outfit de turno y que, cuando la gente me preguntara intrigada de dónde había sacado semejante belleza, yo respondiera con mi mejor voz interesante “es vintage”.

SANY0103

La entrada del paraiso vintage

Comencé a entrar en todas las tiendecitas que por allí había y poco a poco mi ilusión se fue trasformando en desazón. Lo primero de todo fue una cuestión sensitiva. Como ya he reconocido cientos de veces, mi olfato tiene vida propia y aunque la mente dice sí, el olfato dice no. Porque, seamos sinceros, mucha publicidad de que todas las prendas están requetelimpias y han pasado por el tinte, pero en la mayoría de las tiendas, olía, cuanto menos, raro. Tú entras en Zara o en Mango, y huele a ropa nueva y a mí me encanta ese olor. Inmediatamente se enciende mi alarma de ¡quiero comprar! y ya no tengo control. Pues en estas tiendecitas vintage, no me ocurrió ni una sola vez.

Luego está la cuestión del orden. Aquellas tiendas eran un completo caos. La ropa estaba apiñadísima y era prácticamente imposible poder echarles un buen vistazo. Partiendo del hecho de que soy una persona que se pierde por las rebajas y los líos, eso no debería echarme para atrás, pero es que, por más que intentaba ver algo, era tal el lío, que al final terminaba desistiendo.

Me llamó la atención la cantidad de zapatos que había. Sé que voy a quedar como una picajosa que le pone peros a todo y por una escrupulosa de tomo y lomo, pero en serio: ¿Zapatos? ¿comprarse unos zapatos viejos, que a saber quién los habrá llevado antes que tú? Había algunos pasables, pero otros tenían un aspecto de vida anterior que me hacía difícil incluso mirarlos.

Luego está el tema de las marcas. Si partimos  de que, salvo prendas muy exclusivas, lo demás no debería llamarse vintage, si abrimos un poco más el margen y dejamos colarse algunas prendas, que bien por su marca o bien por su diseño sí pueden ser algo especial, quedan fuera de allí multitud de prendas, prácticamente la mayoría. Bueno, pues excluyendo una tienda que tenía abrigos y gabardinas de Burberry y en la que encontré un traje de Chanel y un vestido de Christian Dior, el resto eran de risa. ¿En serio puede considerarse vintage un vestido de TopShop? Podéis creerlo o no pero yo lo ví. Pero eso no sería lo más fuerte. Al entrar en una de estas tiendas (la más conocida de todas y no daré nombres) ví que había un par de bolsos de LV a unos precios razonables. ¡Pero es que eran falsos! Además los había visto exactamente iguales en los puestos de enfrente y esos eran nuevos y costaban lo mismo.

Por último, por si quedara algo que pudiera desanimarme más aún estaba el tema del precio. La ropa vintage es cara, eso es lo que yo creo. Es una ropa usada, que ya ha tenido su vida y que en su época, en la mayoría de los casos, era ropa normal, no amparada por ninguna marca. Pues te la cobran a precio de oro. El vestido de Topshop que ví era más caro que los nuevos que había visto en Oxford St.

Salí de allí sin nada en absoluto y con cierta decepción de mí misma. Quizás deba volver a intentarlo en una tienda española pero será dentro de un tiempo…

Y vosotros:

¿Sabéis de vintage? ¿Compráis prendas de segunda mano? ¿Cómo saber qué comprar para que luego se adapte a tu estilo? ¿Sois unos escrupulosos como yo, incapaces de llevaros nada a casa?

Por cierto, recordad que está en marcha un concurso de una camiseta de Stella McCartney y el manifesto de YSL. Todavía tenéis tiempo de participar. Ah, y hay gente que no ha puesto número en el comentario ¿es que no queréis participar? Es respetable, claro…


Un viaje supersónico, una batalla ganada y un sorteo

Lunes, 16 febrero 2009

 

¡Ay, qué cansada que estoy! Me duele hasta el alma… Definitivamente Londres, aunque sea sólo lo más importante, es imposible verlo en un fin de semana, aunque eso sí, lo hemos intentando, y mis pies dan buena fe de ello.

No me voy a dedicar a hacer un resumen detallado de lo que ha sido el viaje, más que nada porque la gran mayoría ya habéis visitado la ciudad, y volver sobre los tópicos sería bastante aburrido para todos.

Centrándome en los temas relacionados con la moda, el trapeo y las compras en general, lo primero que tengo que decir es que es una pena que Topshop no se haya tomado más en serio su expansión internacional. ¡Yo quiero una tienda así en Madrid! Fuimos a la que está en la calle Oxford, que creo que es la más grande. Su zona de marcas es una pasada y su zapatería es directamente para caer enferma. Si no encuentras unos zapatos allí, es mejor que busques otra cosa. También me gustó bastante una cadena de zapatos llamada Office, zapatos baratos y de calidad. Muy recomendable.

El sábado, la cita estaba en la Kensington High Street a las once de la mañana, que era uno de los lugares donde supuestamente iban a repartir el Manifesto de YSL. Antes estuvimos dando una pequeña vuelta por el Mercado de Notting Hill y creo que alguna bloguera me estaba mandando mensajes desde allí:

 

     SANY0088

¡Cariño, esté donde esté no  me olvido de ti!

A las diez y media nos dispusimos a ir al cumplimiento de La Misíón, y nos trasladamos hasta Kensington. Como no teníamos ni idea del lugar dónde irían a ponerse, estuvimos dando un paseo, y como había que aplicar la lógica, supuse que el único lugar neutral en una calle copada de tiendas sería la propia estación. Pude ver que no andaba demasiado desencaminada cuando poco a poco fue aumentando el número de japoneses que allí paraban, y cuando un par de niñas muy monas y muy modernas paró allí y se pusieron a mirar impacientes el reloj, tuve la certeza de que había acertado con el sitio.

De repente, se armó un terrible revuelo y todos empezaron a correr hacia el otro lado de la carretera. Unas chicas rubias, con coleta, clónicas, y con plumas de YSL avanzaban hacia el Mcdonalds. Cada una de ellas llevaba solamente tres bolsos colgados en cada hombro, lo cual me hizo temer que sería imposible conseguir nada. Cruzamos la carretera y nos pusimos a su lado, hasta que entraron en el restaurante. Fue muy raro estar esperando en un McDonalds para conseguir un bolso de YSL. Hasta el encargado salió a preguntar porqué estábamos allí. Pero nadie le respondió. El pobre se quedó con las ganas de saber qué demonios estaba pasando.

Por fin salieron y volvieron a cruzar para situarse en la estación. Aquello era una locura:

SANY0092

Siento que la foto no sea de más calidad, pero es que era imposible

Yo me pegué literalmente a una de ellas, y me propuse no cejar hasta conseguir mi objetivo. Años de luchas rebajiles en mi familia me hacen de una estirpe especialmente preparada para estas situaciones.

Sin embargo, cuando me quise dar cuenta, dos de ellas ya no tenían ninguno encima. Me puse frente a una, la única que aún tenía todos colgados. Cada vez que hacía el amago de descolgarse uno, yo me hacía con él, pero me miraba con odio y yo lo soltaba atemorizada.

Finalmente, se quitó uno y…

 

¡FUE MÍO!

Mi idea, evidentemente, era conseguir otro para poder sortearlo entre vosotros, pero un seco ¡Go out! por parte de la rubia clónica acabó totamente con mis ilusiones.

Si entrar fue difícil, salir parecía imposible. Incluso tuve heridas de guerra:

SANY0096

 

Por si acaso hay algún incrédulo, os muestro la prueba de los hechos, apoyada en una silla de la habitación:

 

SANY0114

¡Aún no he podido ver qué hay en el USB! Prometo post con imágenes y con todo lo que haya dentro

Como sentí en el alma no haber conseguido más, no quise venirme con las manos totalmente vacías y tengo un par de cosillas con las que quiero hacer mi primer sorteo, chispas.

Primer objeto del sorteo: el folleto interior que tenía el bolso, con todas las fotos de la campaña y con un poster.

Segundo objeto del sorteo: esta camiseta:

 

stella-mccartney-red-nose-day-tee-04

stella-mccartney-red-nose-day-tee-05

Camiseta diseñada por Stella McCartney para la campaña del Red Nose Day de la ONG Comic Relief. En ella aparece Madonna en una foto realizada por Herb Ritts en los años ochenta, con la famosa nariz roja. La talla es una L, de modo que vale tanto a chicas como a chicos.

El ganador/ganadora obtendrá ambos premios.

El modo de concursar, bien fácil. Sólo tenéis que escribir un comentario durante esta semana, en este post. En el resto de los posts semanales pondré un enlace a éste para los despistados que todavía quieran participar.

Los que quieran participar, tienen que incluir un número de tres cifras a vuestra elección. Si no incluís el número de tres cifras, entenderé que no queréis entrar en el sorteo. Introduciré todos los números  en una urna y ayudada de una mano inocente, sacaré el ganador/ganadora el próximo domingo (lo publicaré el lunes).

Un par de cosillas:

-Aquellos que no tengáis blog, deberéis poner una dirección de correo para ponerme en contacto con vosotros.

-En el caso del que el ganador sea residente español, los gastos del envío correrán de mi cuenta. En caso de que sea de fuera, correrán de su cuenta.

Creo que no me dejo nada en el tintero…

¡Suerte a todos!